El Gobierno electo de Colombia reiteró que buscará diálogos con los diferentes grupos criminales que operan en el país, como respuesta a la carta que al menos 28 organizaciones ilegales le enviaron para abrir la puerta a futuras negociaciones, aseguró el próximo canciller, Álvaro Leyva.

«Claro que habrá diálogo, claro que sí. Eso lo saben y lo reitero a través de todos los micrófonos que hay acá: habrá diálogo y vamos a buscar la paz total (…) Esto es para todos, aquí no vamos a excluir a nadie», dijo Leyva a medios de comunicación locales.

Leyva reiteró que una de las prioridades es el diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), grupo que podría ingresar a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), entidad de nació producto del acuerdo de paz entre el Estado y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2016.

Además, explicó que, incluso, los disidentes de las FARC que abandonaron el pasado proceso de paz también podrían entablar negociaciones con el Gobierno.

Una de las banderas de campaña del presidente electo, Gustavo Petro, que se posesionará el próximo 7 de agosto, fue el fortalecimiento de la implementación de los acuerdos de paz y la búsqueda de más diálogos con grupos ilegales para contrarrestar la actual ola de violencia que vive Colombia.

(Sputnik)

Comentarios Facebook