La tarde de este lunes, el embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, presentó sus Copias de Estilo ante el canciller de la República, Carlos Faría.

Según externara en Twitter el funcionario venezolano, la recepción de las credenciales se realizó «inspirados en el legado histórico de integración y hermandad que une a nuestras naciones».

Asimismo, el funcionario manifestó que con este nuevo capítulo en las relaciones bilaterales, las partes tienen la «esperanza cimentada en volver a levantar las banderas de la solidaridad, paz y entendimiento».

Benedetti, quien fue designado por el presidente Gustavo Petro como representante diplomático en Venezuela el pasado 11 de agosto, arribó al país la tarde de este domingo con la misión de recomponer íntegramente las relaciones bilaterales, suspendidas desde 2019.

«Vamos a ir allá a restablecer el comercio que se dice que más de 8 millones de colombianos viven de ello. Vamos a buscar una zona económica, exenciones de impuestos y una legislación que permita que el gobierno colombiano pueda invertir en obras que impacten en el desarrollo de la región», expresó en un audiovisual publicado en su cuenta de Twitter, poco antes de embarcarse en el avión.

En su primer intercambio con la prensa como titular del cargo, avanzó que Petro y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, se reunirán antes de que culmine el año, si bien no precisó ni una fecha probable ni el lugar en el que tendrá lugar el encuentro.

Asimismo, antes de su llegada a Venezuela, el diplomático aseguró en público que estaba atendiendo personalmente la situación de Monómeros e incluso refirió conversaciones con funcionarios de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros en la embajada estadounidense en Bogotá, con las que buscaría que se excluyera a la compañía venezolana del régimen de medidas coercitivas unilaterales que ha impuesto Washington sobre Caracas, una vez la productora de fertilizantes regrese a las manos de sus legítimos dueños.

En un encuentro con empresarios de Colombia y Venezuela celebrado en Cúcuta el pasado 18 de agosto, advirtió que si la Casa Blanca incluía a Monómeros dentro de las sanciones, afectaría severamente la economía colombiana.

«Les decía ayer en la embajada de Estados Unidos, que mucho ojo con la decisión que se pueda tomar con Monómeros. Sí, es una empresa venezolana, está en Colombia. El afectado sería Colombia, la seguridad alimentaria, el desabastecimiento de la úrea, reventarían nuestra economía si llegaban en algún momento a pensar meter en la lista Clinton a Monómeros», dijo entonces.

En el mismo escenario, Benedetti propuso una apertura total de la extensa frontera colombovenezolana tanto para mercancías como para personas. Si esto llegara a concretarse, las personas y vehículos podrían circular libremente por los dos países solo con su documento de identidad, estando obligados a registrarse digitalmente en correspondiente punto de control fronterizo «por razones de seguridad».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook