La hasta ahora secretaria de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, ha sido elegida como nueva líder del Partido Conservador y nueva primera ministra del país, según los resultados de la votación en el seno del partido, anunciados este lunes.

Según informó el presidente del comité partidista, Graham Brady, desde un centro de convenciones en el centro de Londres, Truss obtuvo 81.326 votos, mientras que el exministro de Hacienda Rishi Sunak logró el respaldo de 60.399 de los más de 172.000 conservadores que participaron en el concurso de liderazgo.

Tras el anuncio de los resultados, la nueva primera ministra afirmó que “es un honor” ser elegida. Dirigiéndose a los votantes, declaró: “Gracias por poner su fe en mí para liderar nuestro gran Partido Conservador, el partido político más grande de la Tierra”, detalla Russia Today.

Truss prometió que durante su mandato bajará los impuestos, logrará el crecimiento de la economía y encontrará una solución para la crisis energética.

Una vez que asuma el poder, la nueva primera ministra regresará a Londres para nombrar a su Gabinete. Se espera que la primera reunión del Ejecutivo se celebre el miércoles 7 de septiembre.

Algunos datos

De acuerdo con la BBC, durante el mandato de Theresa May (2016-2019), Truss se desempeñó como secretaria de Justicia y posteriormente como secretaria en jefe del Tesoro.

Cuando Boris Johnson se convirtió en primer ministro en 2019, Truss pasó a ser secretaria de Comercio Internacional, un trabajo que significaba reunirse con líderes políticos y empresariales mundiales para promover los intereses comerciales de Reino Unido.

En 2021, a los 46 años, se trasladó a uno de los puestos de mayor rango en el gobierno: secretaria de Relaciones Exteriores.

En este cargo, intentó resolver el espinoso problema del Protocolo de Irlanda del Norte, eliminando partes de un acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido posterior al Brexit, una medida que la UE criticó ferozmente.

También consiguió la liberación de dos ciudadanos británico-iraníes que habían sido arrestados y detenidos en Irán.

Truss es conocida por sus duros comentarios sobre Rusia. La semana pasada, aseveró que su país seguirá prestando a Kiev el apoyo que necesita. En este sentido, destacó que su primera llamada telefónica internacional sería con el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski.

La campaña de Truss por el liderazgo del partido Conservador no estuvo exenta de controversia. Cuando se le presionó para responder cómo abordaría la crisis del costo de vida en el país, dijo que centrará sus esfuerzos en “reducir la carga fiscal, no en dar ayuda financiera”.

Al margen de las rencillas internas, la campaña electoral de Truss y Sunak estuvo marcada por la crisis del costo de la vida que afecta a millones de británicos, y amenaza con recrudecerse a partir del invierno, con la aplicación de una nueva alza de la tarifa energética, y justamente en estos aspectos se encuentran sus principales retos.

(Granma)

Comentarios Facebook