La Policía detuvo a una tercera persona sospechosa de haber colaborado en el atentado que el pasado 1 de septiembre sufrió la vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Minutos después del ataque fue capturado el autor material, Fernando Sabag Montiel, de 35 años. Tres días más tarde, las autoridades arrestaron a su novia, Brenda Uliarte, de 23 años, quien hoy está acusada de ser una de las principales cómplices.

La revisión del teléfono celular de la joven reveló más pistas a los investigadores sobre cómo se planeó el intento de magnicidio, lo que el lunes por la noche derivó en la detención de una amiga de Uliarte.

La jueza a cargo de la causa judicial, María Elena Capuchetti, ya tenía previsto convocar a Sabag Montiel y a Uriarte para que rindieran una nueva declaración este martes.

Ahora la tercera detenida también será llamada a comparecer.

La captura confirma una de las principales líneas de investigación que apunta a que el atentado fue organizado por un grupo de personas, no solamente por la pareja.

De hecho, gracias a la información contenida en el celular de la joven, se demostró que ya habían planeado un atentado con anterioridad, pero a última hora desistieron.

(RT)

Comentarios Facebook