Humberto Calderón Berti, quien sirvió como representante del pretendido gobierno de Juan Guaidó ante el gobierno de Iván Duque en Colombia, considera que el así llamado G4 representa una fracción minoritaria de la oposición venezolana, por lo que no debería atribuirse la vocería única de esos sectores.

«Creo que los que piensen que la oposición venezolana es el G4 están equivocados. El G4 representará un 10-15 % de la opinión pública venezolana. La gran mayoría de los opositores venezolanos son independientes, no están pensando en el G4. Y tampoco debería el G4 atribuirse la representación única de la oposición», dijo Calderón en una entrevista concedida al periodista Vladimir Villegas.

El también experto petrolero opina que una de las causas más importantes de los «fracasos» de la oposición venezolana es haber equiparado al variopinto grupo de actores que adversan al Gobierno Bolivariano con los representantes de esos cuatro partidos políticos.

«Hay mucha gente que puede aportar y no ha sido tomada en cuenta, hay miles de venezolanos que no forman parte de un partido político», apuntó.

En relación con la hiperfragmentación de la oposición –por lo que le había preguntado Villegas inicialmente– sostuvo que «los pleitos se han producido básicamente entre ellos» –el G4–, «por cuestiones burocráticas, por lo poco que hay para repartirse».

En su decir, cuando Guaidó lo contactó a inicios de 2019 en razón de la supuesta recolección de fondos que estarían destinados a la ayuda humanitaria, le dijo que «era una oportunidad única de demostrarle al país la intencionalidad de hacer las cosas bien, de hacerlas de una manera diferente, no de hacerlas igual», ello en referencia velada a las denuncias de manejos irregulares de esos recursos que él mismo formuló a posteriori y que le valieron su expulsión del «interinato».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook