En el caso de que se decida imponer unilateralmente un tope de precios a los hidrocarburos rusos, los clientes del gigante gasístico Gazprom corren el riesgo de quedarse sin suministros, ya que la compañía no planea trabajar en detrimento de los contratos vigentes, ha declarado este domingo su director ejecutivo, Alexéi Miller.

«Nos regimos por los contratos firmados. Una decisión unilateral así, obviamente es una violación de los términos substanciales del contrato que conlleva al cese de los suministros», explicó en el programa ‘Moscú. Kremlin. Putin’ del canal local Rossiya 1.

Comentarios Facebook

Este miércoles, la secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, propuso limitar el precio del petróleo ruso a 60 dólares por barril, en un intento de reducir los ingresos energéticos de Moscú.

Yellen indicó que en los últimos cinco o siete años el país euroasiático estaba dispuesto a vender crudo por ese precio. «Así que ciertamente un precio en ese rango sería suficiente para sentir que Rusia podría producir y vender petróleo de forma rentable», agregó.

Recordando que los precios de gas y petróleo están correlacionados entre sí, el presentador preguntó a Miller cuál sería su reacción en el caso de que se imponga el límite de 60 dólares.

(RT)

Comentarios Facebook