En opinión de Luis Vicente León, analista político y presidente de la firma encuestadora Datanálisis, a Estados Unidos le resultará «más difícil que en el pasado» renovar el reconocimiento del autodenominado «gobierno interino» y, por extensión, la pretendida presidencia de Juan Guaidó.

«Hace mucho tiempo el gobierno interino de Venezuela no es para nada representativo. No ha cuajado ni siquiera en su función simbólica porque realmente nunca fue gobierno. Fue un constructo de luchas políticas, pero no un gobierno», argumentó León en una entrevista concedida este lunes a Radio Fe y Alegría.

Comentarios Facebook

En su decir, la figura –inexistente en el marco legal venezolano– carece de «estructura» y está inhabilitada para tomar decisiones, pues «siempre fue una idea de unificar la lucha en contra de Maduro».

«Pero hoy, aparte de eso, es que no tiene popularidad, no tiene respaldo básico en las masas y tampoco en las instituciones», al punto de que prácticamente ninguna organización política querría mantener su respaldo al «gobierno interino», completó el experto.

El estatus de la relación entre Washington y Guaidó

En un trabajo periodístico aparecido en The Financial Times el pasado viernes se anunció el «inminente fin del interinato» e incluso se puntualizó que la fecha de cese de esta supuesta administración sería el venidero 5 de enero de 2023.

Según CNN, dos fuentes cercanas a la oposición confirmaron la especie. La cadena añadió que «una fuente diplomática cercana a la oposición venezolana primero le dijo a CNN que Estados Unidos planea quitarle el reconocimiento de presidente interino en enero cuando comience un nuevo periodo de sesiones legislativas».

Otra fuente opositora –también anónima– ratificó lo dicho por el medio británico y un vocero adicional aseguró que esa salida había sido «negociada hace rato».

Siempre siguiendo la versión de CNN, un alto funcionario de la administración Biden ratificó su respaldo a Guaidó «y a los venezolanos que quieren un regreso pacífico a la democracia», aunque indicó que dependería del «gobierno interino decidir si quiere continuar en un estado reconocible».

De su lado, el exparlamentario negó que la Casa Blanca estuviera barajando su salida y desmereció los comentarios de sus copartidarios. «La opinión de dos dirigentes, bueno, es la opinión de dos dirigentes. Para nosotros lo importante es trabajar por los venezolanos y tener la oportunidad de poder aclarar esto y lo agradezco y además decirle al pueblo de Venezuela que la Asamblea electa en el 2015 y el presidente encargado van a lograr esa elección libre y justa», dijo a CNN.

Guaidó hizo pública esta posición en Twitter y recibió un aluvión de críticas, burlas y comentarios negativos de diverso tenor.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook