Unos 13,4 millones de ecuatorianos están habilitados para votar en la segunda vuelta de las elecciones anticipadas, en medio de un estado de excepción decretado por el gobierno ante la histórica crisis de inseguridad que atraviesa el país, a la que se le suma una no menos crítica situación económica.

Los electores tendrán que escoger el binomio presidencial entre los más votados durante la primera vuelta, celebrada el 20 de agosto: Luisa González, candidata presidencial de la Revolución Ciudadana (RC, izquierda), que obtuvo el 33,6% de los votos, y Daniel Noboa, de la alianza Acción Democrática Nacional (ADN, centro derecha), que recogió el 23,47%.

Estos comicios fueron convocados en mayo, luego de que el presidente Guillermo Lasso aplicó el mecanismo de «muerte cruzada» para evitar un juicio político en su contra.

La figura de la «muerte cruzada», prevista en la Constitución de 2008 y usada por primera vez por el actual mandatario, establece la disolución simultánea de los poderes Ejecutivo y Legislativo y la convocatoria anticipada de elecciones.

Para el 15 de octubre estarán habilitadas 40.714 Juntas Electorales, que abrirán sus puertas a las 07:00, hora local (12:00 GMT) y cerrarán a las 17:00 (22:00 GMT).

En el extranjero el sufragio se realizará de 9:00 a 19:00 horas, de acuerdo con el huso horario de cada país.

Los votantes que residen fuera del país también deberán repetir la votación para escoger a 21 representantes a la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), entre ellos los seis correspondientes a la circunscripción del exterior, dos por cada una de las tres circunscripciones: Europa, Asia y Oceanía; América Latina, Caribe y África, y Canadá y EEUU.

Además, por primera vez los listados de candidatos contemplan la paridad de género para la fórmula presidencial.

Voto obligatorio y facultativo

El Consejo Nacional Electoral (CNE) utilizará para su conteo el mismo padrón que en las elecciones seccionales de febrero pasado, para las que estaban registradas 13.450.047 personas, de las cuales 6.626.215 son hombres y 6.823.832, mujeres.

Del total de votantes, 409.250 están empadronados en el exterior y sufragarán solamente de manera presencial, debido a los problemas presentados en el voto telemático en la primera vuelta y que llevaron al CNE a anular los resultados de este grupo de electores.

En Ecuador, el voto es obligatorio para las personas entre 18 y 64 años que consten en el padrón electoral.

También existe el voto facultativo para los jóvenes de 16 y 17 años, los mayores de 65 años o las personas discapacitadas y con falta de movilidad; este último grupo puede acceder al formato de Voto en Casa si así lo desean.

El artículo 292 del Código de la Democracia impone una multa del 10% de un salario básico unificado (SBU), que a la fecha es de 450 dólares, a quienes no acudan a votar.

Los ciudadanos que son miembros de las Juntas Receptoras del Voto (JRV) y no acudan a votar, pagarán una multa de 67,50 dólares.

Las elecciones arrancaron el 12 de octubre con el sufragio de las personas privadas de libertad sin sentencia condenatoria ejecutoriada; para ello se instalarán 62 JRV.

Hay 4.756 privados de libertad habilitados para votar en 39 cárceles de 20 provincias.

El 13 de octubre se realizó el llamado Voto en Casa, a través del cual 587 personas mayores de 50 años, con discapacidad física igual o superior al 75%, sufragaron desde sus hogares.

Estado de excepción

Las elecciones tendrán lugar en medio de un estado de excepción a nivel de todo el país y también para el sistema penitenciario.

La medida precedente, posteriormente renovada, fue establecida por 60 días el pasado 10 de agosto y un día después de la ejecución del candidato presidencial Fernando Villavicencio, asesinado cuando salía de un mitin electoral.

Durante la campaña se registraron varios atentados contra ciudadanos vinculados a la política, incluido Noboa, que al cierre de campaña presuntamente fue víctima de un ataque mientras recorría el cantón Durán (provincia de Guayas, una de las más violentas del país).

Tras la primera vuelta también fue detenido un ciudadano con granadas en una mochila, quien declaró que su objetivo era atentar contra González.

A ello se añade asesinato de los siete detenidos por el crimen de Villavicencio, ocurrido el pasado 6 de octubre, lo cual añadió más presión al ambiente político electoral.

Esta situación obligó al gobierno a renovar la cúpula militar y remover al director general del Servicio Nacional de Atención a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores, Luis Ordóñez.

Más de 53.000 policías y unos 43.000 integrantes de las Fuerzas Armadas participarán del operativo de seguridad para esta segunda vuelta, informó el CNE.

La seguridad estará destinada a las 24 delegaciones provinciales del CNE, centros de procesamiento electoral, recintos electorales y también a votantes, candidatos, legisladores electos y autoridades locales, entre otros.

Desde el 13 de octubre rige en el país la ‘ley seca’, que impide la distribución, venta y consumo de alcohol 36 horas antes y 12 horas después de la jornada electoral.

Los primeros resultados de estos comicios podrán conocerse a partir de las 18:30 o las 19:00 del domingo, hora local, según adelantó el ente electoral.

El binomio que resulte ganador gobernará desde el 25 de noviembre de este año hasta el 24 de mayo de 2025, fecha en la que debía concluir su mandato el presidente Lasso.

(Sputnik)