cuadroconviasa.jpg

Se ha presentado un desplome continuo en la comercialización de boletos que logró hasta el 75% desde 2014, y que para los últimos meses de este año en contraste con 2015 se sitúa en un 40%, aseguró el director de la Asociación Venezolana de Mayoristas y Empresas de Representación del Turismo, Julio Arnaldes.

 

Argumentó, que esta situación corresponde fundamentalmente a la deuda que el gobierno de Venezuela ha adquirido con las compañías aéreas internacionales y locales. En este orden de ideas, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata) comunicó en septiembre que este compromiso remonta más de 3.800 millones de dólares desde hace tres años.

 

Ante los hechos, Arnaldes, indicó que las compañías que siguen maniobrando han creado tácticas para no abandonar su terreno en «un mercado sumamente interesante», con la nación que posee las superiores reservas de crudo a nivel mundial.

 

Entre las estrategias implementadas se encuentra la disminución de sus frecuencias y la renovación de su flota por unidades más pequeñas, reseñó la agencia EFE.

 

En cuanto a la apertura de destinos internacionales en empresas de Venezuela, el administrador la consideró como una ocasión para que estas permanezcan y constituyan montos que generen dividendos, en divergencia de los vuelos nacionales porque el precio está reglamentado por el Gobierno.

 

«En Venezuela un vuelo doméstico de 30 ó 40 minutos ronda los 16 dólares, mientras que en cualquier parte de la región no te baja de 150 dólares (…) las tarifas son ridículas, las más económicas de la región», manifestó.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook