fbpx
#LoÚltimo
MUD se reunió con monseñor Celli y el nuncio apostólico Aldo Giordano: sepa las razones
Diciembre 6, 2016
La Iguana Google Plus

cuadro-meeti.jpg

Representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que integran la mesa de diálogo sostendrán una reunión este martes con monseñor Claudio María Celli, y el nuncio apostólico, Aldo Giordano, con la finalidad de analizar el acatamiento de los acuerdos y conocer de forma concreta las condiciones de los “presos políticos”, así lo informó el secretario del bloque opositor, Jesús Torrealba.

 

“El primer punto de esa reunión es el tema de los presos políticos, y en particular la huelga de hambre de nuestros hermanos que están en El Helicoide”, afirmó este 6 de diciembre el vocero de la fracción de la derecha durante su emisión radial La Fuerza es la Unión.

 

“Le informamos responsablemente al país y al mundo, que nosotros seguimos en el mecanismo de diálogo, pero no vamos a asistir a esa reunión de este martes 6 de diciembre y vamos a mantener nuestra relación únicamente con los mediadores y, especialmente, con el Vaticano, a los efectos de hacerle seguimiento al cumplimiento de lo ya acordado”, anunció Torrealba.

 

De igual manera, solicitó compresión a la ciudadanía para una “lucha que puede no ser breve”, expresó.

 

Refutó la campaña que a su juicio origina grietas en la oposición, al “estilo comunista” que pretende segmentar los grupos entre “radicales y moderados”. Aseveró que las disposiciones se finiquitan con total consenso.

 

Entre otros puntos, Torrealba calificó como “lamentables” las declaraciones del vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, entorno a la carta del Vaticano, que causó, según el delegado, “un terremoto emocional” al Gobierno.

 

“Ese es el tono. El mundo debe estar sacando sus cuentas. Si así se refieren al Estado del Vaticano, qué no harán esos sujetos con el pueblo venezolano. Para todo esto ha servido esta situación que se está viviendo”, sostuvo.

 

Además señaló que buscarán que los trabajadores que son objeto de discriminación y persecución “se sienten con los mediadores, con el Vaticano, para que su opinión se conozca en el mundo”, apuntó el dirigente.

 

Insistió que cuando se practique lo ya convenido, la alianza examinará el contexto para reponer las negociaciones, ya que la mesa de diálogo no puede ser un “instrumento de burla”.

 

 

(LaIguana.TV)