«A nivel nacional más del 90% de nuestras plantas eléctricas arrancaron y no tuvieron consecuencias mayores en relación con la falla eléctrica que ocurrió el pasado jueves a las 5 de la tarde», confirmó el ministro para la Salud, Carlos Alravado.

 

«Estamos permanentemente en la calle con los equipos acordes para garantizar el servicio eléctrico a nivel nacional y continuar con las actividades», también comentó Alvarado.

 

El funcionario confirmó también que no se ha generado ninguna víctima ante este ataque al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) y mucho menos en el Hospital J.M. de Los Ríos, en Caracas. 

 

Por su lado, la alcaldesa del municipio Libertador señaló que tras el ataque a la Central Hidroeléctrica “Simón Bolívar”, ubicada en la Represa del Guri, el Gobierno de Venezuela activó los planes de contingencia, desde el primer día, en todos los más de 300 hospitales del país, para surtir de combustible las plantas eléctricas.

 

Así se evitó el deceso de muchos pacientes críticos, en terapia intensiva, como hospitales maternos infantiles, neonatos y pacientes conectados a oxígeno constante. “Hemos logrado evitar una tragedia que lo que buscaba era atacar las familias venezolanas”.

 

Destacó el trabajado integral entre el Movimiento Somos Venezuela, la Alcaldía de Caracas y el Ministerio de Salud quienes trabajan conjuntamente  en  las maternidades, hasta que el  servicio de luz se encuentre restituido.

 

“Este ataque no ha sido solo contra los chavistas, sino contra los no chavistas también. A ellos no les importan nuestras vidas y lo dejaron muy claro con esta acción cobarde”, sentenció.

 

(LaIguana.TV / Ciudad Ccs)

Comentarios Facebook