Una representación de 19 organizaciones de Derechos Humanos y movimientos sociales de la República Bolivariana de Venezuela, le exigieron este jueves a la entidad bancaria procedente de Portugal, Novo Banco el desbloqueo de € 1.543 millones del país.

 

La exigencia se realizó con la entrega de un documento a la Embajada de la República Portuguesa, en Caracas.

 

El bloqueo de estos activos ha impedido el pago necesario para atender a 26 pacientes venezolanos que se encuentran en Italia a la espera de recibir un tratamiento oncológico, así lo afirmó Lucrecia Hernández, directora de Sures, una asociación dedicada al estudio, educación y defensa de los Derechos Humanos.

 

«Si bien el Estado venezolano ha hecho los esfuerzos en subsidiar el tratamiento a estas personas, en una acción ilegal y violatoria de los Derechos Humanos un banco privado extranjero se ha negado a cancelar la factura para el tratamiento de estas personas, que se encuentran en una grave situación de salud», explicó Hernández, citada en una nota de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

Campaña internacional contra el Bloqueo de Venezuela

 

La directora de Sures apeló a los a los buenos oficios del gobierno de Portugal para que, a través de las acciones legales que correspondan, el Novo Banco logre destrabar los recursos.

 

Por su lado, la vicepresidenta para América y el Caribe de la Federación Democrática Internacional de Mujeres, resaltó que: «Son varios niños afectados y personas adultas; el gobierno venezolano ha hecho un esfuerzo muy grande para que estos pacientes puedan tener acceso a una medicación que les permita vivir, se trata de los Derechos Humanos, todos y todas tenemos derecho a la vida».

 

El Gobierno Nacional ha denunciado en varias oportunidades que la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, ha ejercido presiones a entidades financieras para bloquear activos y bienes de la nación. Tal es el caso de Euroclear que mantiene retenido a la República debido a las sanciones de norteamérica.

 

Según la economista Pascualina Cursio todas las medidas coercitivas unilaterales de Estados Unidos han generado a la nación una pérdida de 21 mil 450 millones de dólares, el ataque a la moneda $ 41 mil 691 millones, el sabotaje a la producción petrolera 51 mil 161 millones dólares, para un total de $ 114 mil 302 millones de dólares de pérdida para la nación.

 

(AVN)

Comentarios Facebook