cuadro-alco.jpg

El consumo de alcohol se ha convertido en uno de los elementos que no pueden faltar a la hora de pasarlo bien. Si es que el alcohol comienza siendo consumido por presión social, al crecer se convierte en un acto que debe estar presente cuando llega la noche, y es justamente esta realidad la que provoca que las personas, mayoritariamente los jóvenes, abusen de éste de forma descontrolada.

 

Pero lo cierto es que la misma cultura en la que estamos insertos, nos acostumbra a que el alcohol debe estar presente en cada celebración, cumpleaños o fiesta, lo que es perfectamente aceptable si no se convierte en abusar constantemente de éste. De la misma forma, creemos de forma inherente que el alcohol puede “ayudar” a los tímidos a ser más extrovertidos a la hora de relacionarse con los demás.

 

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en América Latina y el Caribe cada persona consume una media de 8,4 litros de alcohol anualmente, el que supera en 2,2 litros al promedio que se consume a nivel mundial. Y el país que se lleva el primer lugar, el cual supera la media latinoamericana, es Chile con un porcentaje per cápita de 9,6 litros.

 

A este país le sigue Argentina con 9,3 litros per cápita; Venezuela con 8,9; Paraguay con 8,8; Brasil con 8,7; Perú con 8,1; Panamá con 8; Uruguay con 7,6; Ecuador con 7,2; México con 7,2; República Dominicana con 6,9; Colombia con 6,2; Bolivia con 5,9; Costa Rica con 5,4; Cuba con 5,2; Nicaragua con 5; Honduras con 4; Guatemala con 3,8 y El Salvador con 3,2.

 

El mismo estudio establece que los latinoamericanos se decantan mayoritariamente por la cerveza con un 55% del total de alcohol consumido, y luego el vodka y el whisky que suman más del 30% del total y por último un 12% el vino.
De la misma forma, el consumo de alcohol ha aumentado de forma exponencialmente en hombres y mujeres. Mientras que entre el año 2005 y 2010, los hombres que consumían 4 o 5 bebidas en una sola noche, representaban el 18%, hoy son más del 30%. Al igual que las mujeres que aumentaron de un 4,6% a 13%. 

 

Una de las asesoras en el sector de abuso de sustancias y alcohol de la OMS, aseguró a la BBC que existen cifras que apuntan a un serio problema de alcoholismo en la región latinoamericana. 

 

“No hay hábito de tomar una cantidad moderada por gusto o por salud, como por ejemplo en el vino: el consumo se concentra en grandes dosis. Especialmente en los jóvenes, que lo ven como una especie de rito con prestigio social”.
De la misma forma, consignó que durante el 2012, más de 300 mil personas murieron a causa del alcohol, el cual representan uno de los principales factores de riesgo de muerte en los adolescentes. En 2010 murieron cerca de 14 mil jóvenes menores a 19 años por motivos que son atribuidos al alcohol.

 

De acuerdo a la realidad que coexiste en la mayor parte de la región, la experta propone para hacer frente a esta situación subir los impuestos del alcohol, limitar los horarios de venta, subir la edad legal mínima de consumo, prohibir su publicidad y lo más importante, educar para erradicar el concepto social que se adjudica al consumo de alcohol.

 

(upsocl.com)

sustento-6.jpg

Comentarios Facebook