cuadro4.jpg

El caso de Santiago Giovanni Allio Torres mejor conocido como “Brunito” (27), continúa arrojando más datos, luego que la ambición lo condujo a mandar a asesinar a su propio padre.

 

Desde el 24 de febrero, “Brunito”, está detenido en la División de Homicidios del CICPC-Zulia, aún cuando no tiene condena por la muerte de su padre, Bruno Allio Bonetto.

 

El joven, quien ambicionaba quedarse con la herencia de su progenitor ofreció 200 mil dólares a agentes de Homicidios de la Policía Científica, con la finalidad de fraguaran alguna maniobra y alteraran las pruebas para conseguir su libertad, publicó Noticia Al Día.

 

Su proposición de soborno quedó sin efecto ante los funcionarios anticorrupción de esa dependencia y con la gran riqueza, al presente nadie lo ha visitado y come lo que dejan otros privados de libertad en una celda del Cicpc.

 

Con la justicia expresa ser inocente, sin embargo, con policías da a conocer las intenciones que lo llevaron a ultimar a su padre, un empresario italovenezolano.

 

Asimismo, en entrevistas informales con los efectivos habría afirmado que desde que su padre empezó una relación con una funcionaria del Ministerio Público dejó de darle el dinero al cual lo tenía habituado.

 

Al parecer, conversa sin arrepentimiento y únicamente se lamenta de estar prisionero. Aspira seguir con su vida de fiestas divirtiéndose de los lujos que le dejaría la fortuna de su padre. Uno de los oficiales relacionado a las averiguaciones aseveró que Santiago propuso vender uno de sus cuatro apartamentos en dólares para lograr su libertad.

 

“El muchacho lo tenía todo y aun así contrató a dos delincuentes para que la mañana del 24 de febrero sometieran a su padre al salir en su camioneta Cherokee del edificio Murano del acomodado sector de Don Bosco, al norte de Maracaibo”, explicó una de las fuentes a NAD.

 

(LaIguana.TV)

 sustento4a.jpg

sustento4b.jpg

Comentarios Facebook