Recientemente, la cadena Imagen Televisión recordó declaraciones de principio de año, en las que la cantante mexicana Alejandra Guzmán relató los momentos difíciles por los que ha pasado.

 

En esa oportunidad, Guzmán le recordó al público que no solo ha sobrevivido a las drogas, sino también a pérdidas irreparables. En abril de 2003, la cantante mexicana “tocó fondo” cuando perdió un hijo que había concebido junto a su pareja de ese momento, Gerardo Gómez Borbolla. “Eso fue un fondo muy duro”, enfatizó.

 

La intérprete de “Yo te esperaba” contó que se levantó llena de sangre, sin saber qué paso y no había nada qué hacer. “Estuve borracha después de que lo perdí, estuve como un mes borracha y no logré morirme, que era lo que yo quería”, relató en aquella oportunidad.

 

Además, Guzmán relató que su hermano Luis Enrique la llevó a una clínica de rehabilitación. “Yo tengo cuatro rehabilitaciones en mi vida”.

 

En aquella época, su padre, Enrique Guzmán, le dijo a la prensa que Alejandra responsabilizaba de la pérdida a los medios, debido a que después del anuncio de su boda con Gerardo, habían divulgado que él tenía un proceso penal pendiente por falsificación de documentos.

 

Finalmente, Guzmán y Gómez Borbolla se separaron.

 

La hija de la cantante, Frida Sofía, ha relatado que vivió junto a su mamá sus problemas con las drogas.

 

Frida Sofía reveló que cuando era niña debió ayudar a Guzmán a «tapar sus actos, desde defecarse y vomitarse encima repetidamente, con miedo siempre a que muriera y para que la gente no se diera cuenta porque me daba mucha pena que la vieran perder el control así».

 

La hija de la rockera aseguró que creció «con terror de no estar ahí si algo le pasaba, ¿quién la iba a limpiar y agarrarle la cabeza para que no se ahogara? Me causó muchos temas de codependencia. Hasta el punto de llegar a mentirle a las autoridades».

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook