La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estado envuelta, a lo largo de su trayectoria, en varios escándalos por su vinculación a las grandes empresas farmacéuticas y transnacionales de bebidas y alimentos.
 
 
Al respecto, el analista político y filósofo Miguel Ángel Pérez Pirela explica, en el programa Infraganti de teleSUR, parte del accionar de la OMS para beneficiar a los grupos de interés que la financian y generan grandes aportes económicos.
 
 
«En octubre de 2015 se publicó un informe sobre la relación entre el cáncer y el consumo de carnes rojas procesadas, un informe poco explicativo que generó revuelo mediático. El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) presentó resultados de la carne roja y la carne procesada y su relación con el cáncer colorrectal, el estudio de la CIIC fue calificado por varios expertos como alarmista, días después, la OMS emitió un comunicado en el que especificaba que no había que dejar de comer carne roja sino reducir su consumo», recuerda Pérez Pirela.
 
 
En el segmento el analista también aborda otra polémica de la OMS relacionada con el manejo de la gripe AH1N1 en el año 2009, que de acuerdo a publicaciones como la del British Medical Journal, terminaron acusando a la organización de ocultar sus vínculos financieros con los expertos que decretaron la alerta y dos laboratorios encargados de fabricar las vacunas: las empresas Roche y GlaxoSmithKline.
 
 
«La OMS mantuvo en secreto los nombres de los 16 miembros del Comité de Emergencia (…) el virus explotó y la OMS decidió aplicar su protocolo y recomendó a los gobiernos a usar Tamiflu y Relenza, los dos ‘únicos’ medicamentos que atacaban la enfermedad. En los primeros 16 meses de la pandemia se contabilizaron 18 mil 500 muertes, las alarmas se encendieron cuando la OMS declaró la fase 6 de la pandemia, de esta manera, gobiernos de varios países compraron grandes cantidades de vacunas, pero el AH1N1 resultó ser menos letal que la gripe común«, agrega.
 
 
En enero de 2010, comenta Pérez Pirela, el Consejo de Europa organizó una audiencia en Estrasburgo, Francia, para analizar si la declaración de pandemia emitida por la OMS estuvo justificada.
 
 
«Luego, en un coloquio internacional celebrado en octubre de 2010 y organizado en París, Francia, se reveló el escándalo de la vacuna contra la AH1N1 y la complicidad de los lobbys de la industria farmacéutica con los gobiernos y la OMS. ¿Cómo funcionó?, a través de una intensa campaña mediática a escala mundial, exagerando los peligros de la pandemia y confirmados por la OMS. Más tarde, las empresas farmacéuticas obtuvieron, de manera rápida y con garantías jurídicas, las patentes para una nueva vacuna, para que los Gobiernos las compraran masivamente».
 
 
Por ejemplo Francia, con una población sobre los 60 millones de personas, compró 94 millones de dosis para atacar la gripe; Alemania, con más de 80 millones de habitantes, adquirió 50 millones de dosis, pero solamente se vacunaron unos 6 millones de personas.
 
 
(LaIguana.TV)
]]>

Comentarios Facebook