El “asesor”, experto en la propaganda sucia y operador de medios Juan José Rendón, mejor conocido como J. J. Rendón, tiene una amplia trayectoria en operaciones de rumor y de mentiras no solo en Venezuela, sino también en otros países de Latinoamérica, donde ha tenido clientes en común con el abogado penalista cubano-americano Manuel J. Retureta.

 

De acuerdo con el portal de investigación La Tabla, Rendón y Retureta (este último fue quien certificó el contrato con Silvercorp USA, donde Rendón es uno de los firmantes), poseen otro cliente en común, además de Juan Guaidó, y se trata del expresidente hondureño Porfirio Lobo Sosa, quien resultó «electo» tras el golpe contra Manuel Zelaya.

 

Retureta estuvo a cargo de la defensa del hijo del exprimer mandatario, Fabio Lobo, quien resultó acusado por tráfico de cocaína en EE.UU.  

 

De acuerdo con el medio, existe una diferencia entre Rendón y Retureta, y es que mientras el venezolano fue reconocido en el 2011 por Lobo Sosa, -quien «ganó» tras golpe de Estado contra Manuel  Zelaya-  con la condecoración de Orden al Mérito; en contraste, el hijo del expresidente “-quien confesó por consejo del abogado- acusó a Retureta por negligencia tras ser condenado a 24 años en New York”, explicó La Tabla.

 

“Varios analistas políticos lo describen -a J. J. Rendón- como un ‘inescrupuloso secuaz de la política’, e incluso llegan a compararlo como el nuevo Goebbels, creador de la propaganda nazi. Quizás la frase que mejor lo describa sea la pronunciada por él mismo en una ocasión cuando se justificó diciendo que ‘si todo es dentro de la ley, no tengo escrúpulos», manifestó Laura Bécquer Paseiro en su artículo “JJ Rendón: nacido para mentir”, para el medio Granma.  

 

Recientemente, Rendón salió nuevamente a la palestra pública tras ser vinculado con la firma de un contrato con Silvercorp USA, propiedad de Jordan Goudreau. El venezolano afirmó a la agencia Associated Press (AP) que él adjudicó al exmarine y jefe de la Operación Gedeón, 50 mil dólares para cubrir los costos de los paramilitares y mercenarios que debía entrenar.

 

El documento también está firmado por Juan Guaidó y el abogado Sergio Vergara.

 

(LaIguana.TV) 

 

]]>

Comentarios Facebook