La dictadura de la autoproclamada Jeanine Áñez en Bolivia, quien está al frente del país tras el golpe de Estado perpetrado contra el presidente Evo Morales en 2019, está en el ojo del huracán luego que los medios de comunicación descubrieran una trama de corrupción relacionada a la compra de 170 respiradores o ventiladores para pacientes con coronavirus, que fueron comprados a España con un presupuesto tres veces mayor a lo que realmente debieron costar.

 

El 14 de mayo Bolivia recibió 170 ventiladores como parte de la primera adquisición de equipos médicos para enfrentar la pandemia del coronavirus, que a la fecha tiene 5 mil 187 contagiados y 215 fallecidos en el país.

 

Según el reporte de los medios, la dictadura de Áñez habría pagado un total de 4 millones 700 mil dólares por los equipos de salud, lo que implica un precio tres veces superior al del valor al que se comercializan en el mercado internacional.

 

De acuerdo a los antecedentes del caso revelados por la prensa boliviana, la empresa catalana GPA Innova vende a cada respirador en 7 mil 194 dólares, por lo que Bolivia debería haber pagado un total de 1 millón 200 mil dólares por los 170 equipos. Pero la dictadura boliviana terminó terminó pagando un total de 28 mil dólares por cada respirador.

 

Tras el escándalo Áñez envió un video en Twitter donde dijo «estar indignada y molesta por la posible corrupción en la compra de los respiradores españoles», razón por la que destituyó del cargo a su ministro de Salud, Marcelo Navajas, a quien ella misma había designado un mes y medio antes.

 

«Habla consternada la presidenta Áñez, originalmente era interina pero me parece que le ha gustado el cargo y ya no tiene apuro en eso», dijo el presentador de televisión peruano Jaime Bayly en su programa televisivo donde abordó el caso.

 

«En Bolivia, el ministro de Salud -premonitoriamente apellidado Navajas, ‘Pedro Navaja’- le ordenó la compra a España de un montón de respiradores y ventiladores mecánicos, costaban 7 mil dólares pero Navajas dijo mejor paguemos 28 mil y yo me quedo con 21 mil. Lo denunciaron, lo humillaron y ahora lo han capturado«, dijo  Bayly.

 

El presentador añadió: «Estoy sacando la cuenta de lo que se metió en el bolsillo este ladronzuelo de Navajas, 3 millones 400 mil dólares, robándole al pueblo, a los enfermos de coronavirus, hay que ser desalmado, hay que ser miserable para decir ‘bueno la gente se está muriendo, hay que buscar respiradores, aquí aprovecho y me quedo con 3 millones 400 mil dólares«.

 

Bayly agregó que Áñez «se equivocó y no tuvo buen juicio al elegir a ese funcionario».

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook