Un trabajo periodístico aparecido este 28 de mayo en el portal del diario venezolano Últimas Noticias, demuestra que el informe que presuntamente habrían elaborado Human Rights Watch (HRW) y la Universidad Johns Hopkins, fue un invento del director de la organización no gubernamental, José Miguel Vivanco, con el que se pretendió cuestionar las cifras oficiales relativas a la pandemia de Covid-19, al presentar unas sensiblemente mayores y afirmar que «Nicolás Maduro es un dictador».

«Se trata solo de un resumen de los repetidos reportes de la ONG de José Miguel Vivanco, que fue presentado en rueda de prensa virtual en la cual participó la médica Kathleen Page, quien dijo, ‘sin tener los datos a la mano’, que calcula en 30 mil las muertes en Venezuela por Covid-19, ‘y los venezolanos van a sufrir mucho'», aseveró el medio.

De acuerdo con la investigación adelantada por Últimas Noticias, efectivamente Paige forma parte del Centro de Salud Pública y Derechos Humanos de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins, precisando que se trata «de una especie de fundación financiada por el multimillonario Michael Bloomberg, exalcalde de New York y exprecandidato presidencial demócrata», un actor político que ha mostrado simpatías públicas hacia Juan Guaidó en fecha tan reciente como el pasado febrero.

Este diario sostiene que en la página web de la institución a la que está adscrita Kathleen Page no es posible hallar copia alguna del informe invocado por Vivanco, sino una «invitación a la rueda de prensa donde ella participaría» y en el portal de la Universidad, las únicas referencias acerca de Venezuela y de la Covid-19 presentes, son las cifras oficiales –avaladas por la Organización Mundial de la Salud– y que se registran conjuntamente con la de los restantes países a los que se ha extendido la pandemia.

Haciendo referencia a la rueda de prensa virtual de la que participaron Vivanco y Page, aseveran que esta última reconoció estar vinculada a HRW desde hace más de un año. Además, ha sido vocera de primera línea para solicitar la declaratoria de emergencia sanitaria en Venezuela, como lo hiciera el pasado 10 de abril ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

En adenda, Page ha escrito «artículos a cuatro manos con Tamara Taraciuk, la persona que Vivanco ocupa en exclusiva para atender lo relacionado con Venezuela». En uno de ellos, fechado el 25 de marzo y aparecido en el diario La Tercera, de Chile, criticó la actuación del gobierno del presidente Nicolás Maduro frente a la pandemia, sin tener mayor sustento para ello.

«Se agrega que la cuenta en Twitter de Page, @DrKathleenPage1, solo tiene 6 tuits en su historia, y de ellos 5 son dedicados contra el Gobierno de Venezuela», puntualiza el trabajo periodístico.

Este historial antecede a su participación en la rueda de prensa en la que aseguraron, con  base en «sondeos en hospitales» y «conversaciones telefónicas con médicos», que la falta de agua era un problema en Venezuela y casi al termino de la rueda de prensa, Paige aseguró que en el país habría unos 30.000 muertos a causa de la Covid-19 «siendo conservadores», sin argumentar un juicio tan delicado con nada más allá de su palabra.

Incluso, alarmante el dato no figura en el «informe» de HRW que empleó durante su intervención, «aun cuando apuntan, junto a los ya repetidos y viejos párrafos de Vivanco contra el Gobierno de Venezuela, que ‘la cifra real es seguramente mucho mayor, debido a la escasa disponibilidad de pruebas confiables'», precisa el medio.

Empero, pese a esa debilidad estructural, el diario subraya que «ese dato fue reportado por la agencia de noticias France Press, entre otros, y de allí a decenas de medios, como por ejemplo la revista colombiana Semana, basado en el cable de AFP:  Venezuela miente sobre cifra de muertes por Covid-19, dicen HRW y John Hopkins», a partir de lo cual se creó otra campaña de mentiras.

Finalmente, Últimas Noticias destaca que, a pesar del amplio despliegue que tuvo el dato falso en la prensa internacional y las agencias de noticias, no ocurrió lo propio aguas adentro, lo que, en su criterio, obedece a que los medios opositores venezolanos prefieren apelar a «conceptos relativos para especular, que una cifra que no llega a la esquina».

Así, el desconocimiento de esas realidades internas, hizo que la AFP se lanzara de bruces con una información a la que no le aplicó su «servicio de verificación de data» y de detección «contenidos sospechosos».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook