Como parte de las protestas generadas por el asesinato del ciudadano afrodescendiente George Floyd en Estados Unidos, el grupo ciberactivista Anonymous reveló que la exesposa del príncipe Carlos habría sido asesinada por la realeza británica en agosto de 1997 y que no fue víctima de un accidente, tal y como afirmaron las autoridades.

El 31 de agosto de 1997, Diana Spencer falleció en un accidente de tránsito en el Puente del Alma en París junto con Dodi Al Fayed, su entonces pareja, y el chofer Henri Paul. En 1999 autoridades declararon que Paul condujo bajo los efectos del alcohol y antidepresivos, que le hicieron perder el control del vehículo mientras realizaba maniobras para perder a unos paparazzis. Desde entonces, se han manejado alguna teorías conspirativas para explicar el siniestro.

Desde 2008 Anonymous se manifiesta en acciones de protesta a favor de la libertad de expresión, del acceso a la información, de la independencia de Internet y en contra de diversas organizaciones. Luego de tres años de aparente inactividad, aparecen para deplorar las excecrables muestras de odio y racismo del cuerpo policial de la capital de estado de Minnesota del pasado 25 de mayo, cuando un oficial de la policía asesinó al ciudadano afrodescendiente George Floyd.

En un comunicado que fue publicado y borrado, pero conocido por numerosas capturas tomadas, Anonymous explica que la realeza habría decidido quitarle la vida a la princesa Diana para impedir que revelara casos de corrupción y tráfico sexual de niños que supuestamente involucran a la familia real.

Junto a la realeza británica, Anonymous asegura que están implicadas figuras como el magnate y presidente estadounidense Donald Trump, la súpermodelo Naomi Campbell, entre otros, en la creación de estas redes de tráfico de menores.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook