Este domingo, la televisora estatal de Cabo Verde difundió un video en el que se aprecia el momento exacto en el que autoridades trasladan a un centro de reclusión al empresario Alex Saab.

En la pieza audiovisual se aprecia a Saab, de 49 años, siendo conducido hacia un centro de detención esposado y escoltado por la policía del país africano, sin muestras de haber sido maltratado.

El gobierno venezolano denunció el pasado 13 de junio que Alex Saab, nacido en Barranquilla, pero con nacionalidad venezolana, había sido detenido ilegalmente el día anterior en el aeropuerto Amílcar Cabral mientras su avión hacía una parada para recargar combustible.

En el comunicado difundido por el canciller Jorge Arreaza en Twitter, se indica que para justificar la detención, Interpol emitió el día 13 «una extemporánea orden de captura» «sin tomar en consideración la inmunidad diplomática que el derecho internacional le concede a un agente de un gobierno soberano».

En el mismo documento, el gobierno del presidente Nicolás Maduro aseguró haber emprendido «todas las gestiones correspondientes por la vía diplomática y legal para garantizar los derechos humanos del señor Alex Saab» y exhortó al Estado de Cabo Verde «a dejar en libertad al ciudadano Alex Saab, facilitando su regreso y protegiendo sus derechos fundamentales, a partir del debido proceso».

No obstante, el curso de los acontecimientos indica que la solicitud del gobierno venezolano será ignorada, toda vez que la noche de este domingo 14 de junio, el Procurador General de Cabo Verde, José Landim, informó a medios locales que se había iniciado el proceso de extradición de Saab hacia los Estados Unidos, país en el que tiene abierta una causa por lavado de activos y actos de corrupción, presuntamente cometidos durante la importación de alimentos destinados a los CLAP.

Landim dijo que la detención de Saab estaba apegada a derecho, pues al momento de su captura existía una «circular roja» emitida por Interpol. «Pasó y fue arrestado, como podría suceder en cualquier otro país por donde pasara», justificó el funcionario.

Por su lado, el Gobierno Bolivariano desmintió las acusaciones que pesan sobre el empresario a través de su canciller y denunció que su arresto se suma «a las acciones de agresión, bloqueo y asedio de Estados Unidos contra nuestro país«.

Según José Landim, pese a que Washington y Praia no han suscrito ningún acuerdo de extradición, el gobierno de Cabo Verde ejecutaría la acción en medio de «un acto de reciprocidad y colaboración» con su homólogo estadounidense, lo que, en alguna medida refuerza las acusaciones del gobierno venezolano.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook