Es importante conocer la diferencia de cada una, y así el paciente puede saber qué tanto debe preocuparse y las recomendaciones para tratarla.

Para clarificar los tipos de tos se toman en cuenta, sobre todo, dos factores relevantes: el tiempo de duración y si produce expectoración o no.

De acuerdo con El Periódico de la Farmacia, existen  5 tipos de tos: La seca o improductiva, la húmeda o productiva, la aguda, la crónica y la psicosomática.

La seca no genera expectoración y no expulsa secreciones originadas por infecciones respiratorias. Esta “puede ser causada por una irritación en la garganta provocada por la inhalación de humo, cigarro o la presencia de un objeto extraño en las vías aérea”, explica el médico Arthur Frazão.

La miel y el agua son muy buenas opciones de remedio natural para ayudar a tratar la tos seca, debido a que mantendrán la garganta hidratada calmando la irritabilidad y la tos.

La tos húmeda o con flema, por su parte, sí produce expectoración y expulsa las secreciones mucosas y otras sustancias acumuladas que se originan en las vías respiratorias bajas. Esta puede ser causada por enfermedades como gripa, resfriado o infecciones respiratorias.

Y frente a complicaciones respiratorias como estas, el propóleo (sustancia elaborada por las abejas para proteger sus colmenas) “es válido por su efecto antiviral natural”, señala el portal 20 Minutos. “El própolis está indicado para prevenir y tratar procesos infecciosos relacionados con las vías respiratorias“, le explicó Teresa Ortega, profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid, a ese medio.

Por otro lado está la tos aguda, la cual “comienza súbitamente y no suele durar más de 2 o 3 semanas”, afirmó el doctor Silvio Luis Aguilera, Director Médico de Vittal, en una entrevista. Y la tos crónica puede sobrepasar ese tiempo y convertirse en un problema grave que toca prestarle obligatoria atención y merece una visita al médico.

Para finalizar, El Periódico de la Farmacia indica que también existe la tos psicosomática, la cual se presenta “en personas que sin un problema aparente tosen o carraspean sin parar”.

Según el médico Arthur Frazão, mencionado anteriormente, para cualquier tipo de tos se recomienda seguir las siguientes indicaciones en casa: no dormir con el cabello mojado, mantener los pies calientes, evitar permanecer en sitios con corrientes de aire y no permanecer en sitios con polvo.

Y además de opciones de remedios naturales como la miel y el propóleo, productos que tengan eucalipto, saúco o totumo también ayudar a tratar la tos.

(Pulzo)

Comentarios Facebook