Durante una entrevista sostenida con Prensa Latina, el embajador de Venezuela en Francia, Michel Mujica, denunció que países europeos adelantan una «cruzada» en contra de Venezuela, obviando las normas del derecho internacional y lo establecido en la Carta de las Naciones Unidas.
 
De acuerdo con la agencia, Mujica deploró la conducta de «algunos en Europa», que le hacen «el juego a la agresividad desatada por Estados Unidos» en contra de Venezuela, «una política hostil que incluye sanciones económicas con un severo impacto en la población», detalló Prensa Latina. 
 
«Mienten cuando dicen que solo afecta al gobierno, porque es el pueblo venezolano el que sufre las consecuencias de una conducta descabellada, difícil de imaginar en estos tiempos», advirtió el diplomático.
 
Asimismo, la fuente sostiene que, en opinión del representante de Caracas en París, «el robo de 31 toneladas de oro depositadas en el Banco de Inglaterra, validado por el Tribunal Superior británico, y las sanciones de la Unión Europea (UE) a figuras políticas, incluyendo a opositores, es apenas el último capítulo de la campaña destinada a imponer un cambio de régimen».
 
De esta manera, Mujica indicó que con las presiones «pretenden obligar a los venezolanos a aceptar a Juan Guaidó, el autoproclamado presidente, quien no es más que un títere sin apoyo y credibilidad dentro de la población». Además, insistió en que Juan Guaidó no goza ni siquiera de amplio respaldo dentro de la oposición venezolana, algo que, en su parecer, «resulta fácil de entender si se tienen en cuenta sus comportamientos antidemocráticos, al vincularse con narcotraficantes y mercenarios y participar en fracasadas acciones de desestabilización». 
 
El embajador venezolano consideró que las agresiones desde la Casa Blanca –en ocasiones abiertamente respaldadas por la Unión Europea o acompañadas por «un silencio cómplice»– persiguen como objetivo  «destruir la soberanía y la economía y cerrar las puertas del diálogo con la oposición dispuesta a respetar las reglas democráticas y la Constitución», reseñó Prensa Latina.
 
«Las repetidas decisiones que transgreden el derecho internacional y la Carta de la ONU pudieran convertirse, tarde o temprano, en un bumerán para quienes con toda intención olvidan que los países pueden convivir en paz, pese a sus diferencias políticas», subrayó.
 
En ese orden de ideas, alertó que «voces dentro del Reino Unido» han advertido que la apropiación indebida del oro venezolano podría traer una ola de desconfianza sobre el sistema financiero británico, toda vez que nadie les puede garantizar a los interesados en invertir en él «que no les ocurrirá lo mismo».
 
Esta cruzada de expolios y de agresiones es, para Mujica, «particularmente repudiable en el actual contexto de la pandemia causada por la Covid-19» y al respecto destacó que han «escuchado los llamados desde Naciones Unidas a suavizar las sanciones y a evitar que los afectados vean limitados sus esfuerzos para controlarla, pero en el caso de mi país sucede todo lo contrario, ya que las agresiones se multiplican».
 
(LaIguana.TV/con información de Prensa Latina)
 
Comentarios Facebook