En sesión online la inconstitucional Asamblea Nacional (AN), dirigida por el diputado de oposición radical Juan Guaidó, aprobó este jueves 9 de julio a dos contratistas privadas para seguir, a través de sus firmas, desfalcando los recursos de Venezuela, que están en el exterior.

Las compañías BRV Disbursement y BRV Administrator, administrarán millones de dólares que controlará únicamente el autodenominado “presidente encargado” y sus cómplices en el exterior, recursos que no llegan a los programas sociales, por culpa de las sanciones de Estados Unidos y Europa.

Cada contratista recibirá inicialmente por su servicio 1,25 millones de dólares, de acuerdo con el contrato aprobado por el Parlamento ilegal. Ese dinero supuestamente llegará a un fondo de ahorros definido como “Liberación Nacional” del cual no se conoce nada.

Lo curioso es que esa caja de ahorros con dinero que le pertenece a todos los venezolanos, solo tiene acceso Guaidó y hasta los momentos ese fondo millonario no ha beneficiado en nada al pueblo que lucha durante la pandemia por el Covid-19.

“80 millones de dólares serán usados para financiar distintos programas. El jefe del Parlamento destinará 36 millones de dólares a programas de ayuda a médicos venezolanos y gastos que se canalizarán a través de la Cruz Roja y la OPS para apoyar la lucha contra el coronavirus”, citó la clandestina AN, según redacción de Panorama.

Cabe recordar, que el gremio médico venezolano se cansó de esperar la ayuda económica que les ofreció Guaidó hace meses, como un estímulo a su trabajo durante el Covid-19. Tal ofrecimiento terminó siendo una falsa promesa que inventó en su momento para tratar de elevar su golpeada imagen política.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook