La señora Celia Capira, una madre de tres hijos, se hizo conocida en los medios luego que se viera corriendo tras el presidente de Perú, Martín Vizcarra, pidiendo ayuda para su esposo que estaba padeciendo Covid-19.

Las impactantes imágenes muestran a la mujer desesperada por la vida de su marido, quien a pesar de que había sido diagnosticado con la enfermedad del nuevo coronavirus, lo mantenían en la calle en una carpa sanitaria sin darle ingreso a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Honorio Delgado en la ciudad de Arequipa.

La mujer nunca fue escuchada por Vizcarra, quien asegura que nunca se dió cuenta de la presencia de ella tras él, y su esfuerzo por llamar la atención del mandatario fue inútil pues horas después su esposo, el señor Adolfo Mamani Tacuri de 57 años, falleció súbitamente mientras los médicos le aseguraban que él estaba estable y no requería cuidados intensivos.

Según los medios peruanos, al señor Mamani no lo ingresaron al hospital porque realmente no habían camas disponibles para atenderlos, pues la pandemia del covid-19 ha desatado la saturación de los centros hospitalarios, rebosados de centenares de miles de personas infectadas.

Luego que los medios reseñaron lo que había hecho la señora Celia por su esposo, las autoridades de Arequipa se comprometieron a trasladar a Mamani Tacuri a una cama en la unidad de cuidados intensivos; pero nunca cumplieron.

El señor Manami ingresó el martes de la semana pasada por problemas al respirar, fiebre y tos; estuvo esperando por una cama a las afueras del hospital honorio Delgado Espinoza ahí su salud empeoró y falleció.

En declaraciones a medios peruanos, la señora Capira manifestó que el personal que atendía a su esposo siempre le manifestó que él se encontraba estable. “Hoy le llevé el desayuno y me dijeron que estaba estable, con una saturación de 93”, dijo la señora el mismo día de su fallecimiento, el pasado 21 de julio.

Entre lágrimas dijo que ningún doctor le dio más información sobre cómo es que falleció su cónyuge. “Es una negligencia, no sé qué fue, nadie me explica lo que ocurrió. Intenté buscar a alguien que me de información sobre las circunstancias de su muerte, pero nadie me explicó”.

En medio de su dolor pidió al presidente Vizcarra que se dote de más personal médico a los hospitales de Arequipa. “Por favor ponga más médicos especializados por favor, es demasiado este dolor, que haya más medicinas”, dijo.

También se dirigió a la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, a quien solicitó ayuda. “Señora ministra por favor ayúdenos, nuestras familias se mueren, mi esposo está muerto, por favor investiguen, es una negligencia».

Ante la presión de los medios, el presidente Vizcarra dijo sobre este caso lo siguiente: «No escuché el domingo a la señora Celia… no me di cuenta, ante el caos y el tumulto. ¿Cómo no escucharla si es parte de mi forma de ser? Es parte de lo que infundo en este gobierno. Le pido disculpas sinceramente por no haberla escuchado. A nosotros nos duele como propia la muerte de todas las personas que han sufrido el covid-19”.

Seguidamente, la señora Celia Capira respondió al mandatario no electo por voto popular sino impuesto por el congreso lo siguiente: “Las disculpas no son solo para mí, es para todo el Perú”.

La madre de tres hijos calificó de “incompetentes” a las autoridades regionales y pidió a Vizcarra, investigar la muerte de su esposo.

“Las disculpas no son solamente para mí, es a toda la Nación, para todo el Perú. El daño se está haciendo a todo el Perú; no se trata de una sola persona, el presidente tiene que ver esta realidad. Este es un daño común a la sociedad y los más perjudicados son los pequeños emprendedores, la gente pobre”, subrayó Capira.

En este momento la señora Capira se encuentra junto a sus hijos aislados en su vivienda, en el distrito arequipeño de Alto Selva Alegre, porque también dieron positivo al covid-19.

“Él (Martín Vizcarra) es el padre de la patria y un padre por sus hijos da la vida. Hoy mi esposo dio la vida por Arequipa y por todo el Perú. Mucha gente está muriendo, no solo con este virus, también por otras enfermedades. Nosotros pagamos nuestros impuestos y no es justo que estemos suplicando atención en un hospital”, añadió la mujer.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook