El filósofo y presentador venezolano, Miguel Ángel Pérez Pirela, aseveró que, con el saqueo perpetrado el pasado lunes 27 de julio a las instalaciones del Consulado de Venezuela en la ciudad de Bogotá, se violaron todas las leyes internacionales. Entre estas normas destaca el artúcilo 22 de la Convención de Viena.

“Como siempre, los representantes de la oligarquía que ha mandado en los gobiernos colombianos en los últimos decenios, que no es lo mismo que el pueblo colombiano, tan víctima de ellos como es en este momento el pueblo venezolano, seguramente tan acostumbrados ellos a los falsos positivos, no solamente se hicieron de la vista gorda y dejaron que durante 9 días se hiciera esta fiesta macabra del robo”, indicó Pérez Pirela durante la transmisión de su programa multimedios Desde Donde Sea.

“A mí, después de haber escudriñado y reconstruido los hechos, no me cabe la menor duda de que esto fue perpetrado por el Gobierno colombiano, acotó.

El artículo 22 de la Convención de Viena, por cierto, establece lo siguiente:

1-Los locales de la misión son inviolables. Los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento de la jefa o jefe de la misión.

2-El Estado receptor tiene la obligación especial de adoptar todas las medidas adecuadas para proteger los locales de la misión contra toda intrusión o daño y evitar que se turbe la tranquilidad de la misión o se atente contra su dignidad.

3-Los locales de la misión, su mobiliario y demás bienes situados en ellos, así como los medios de transporte de la misión, no podrán ser objeto de ningún registro, requisa, embargo o medida de ejecución.

“El Gobierno de Duque contravino a cada una de las palabras de este artículo”, dijo en este sentido Pérez Pirela.

Como ciudadano venezolano puedo decir que esto tiene toda la pinta de la enésima provocación, si es que a esto se le puede llamar provocación. En cualquier otra región del mundo esto hubiera sido causa de guerra”, concluyó.

Otro de los artículos violentados con este acto vandálico es el número 45 de la misma Convención. El mismo establece lo siguiente:

“En caso de ruptura de las relaciones diplomáticas entre dos Estados, o si se pone término a una misión de modo definitivo o temporal, el Estado receptor estará obligado a respetar y a proteger, aún en caso de conflicto armado, los locales de la misión así como sus bienes y archivos”, precisó.

Esta denuncia, recordemos, fue efectuada por el canciller de la República, Jorge Arreaza. El funcionario, mediante su cuenta en la red social Twitter, escribió: “Denunciamos que la sede del Consulado de Venezuela en Bogotá ha sido vandalizada y saqueada por completo. Las autoridades colombianas la dejaron sin protección, violando las Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares. El Estado colombiano debe responder”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook