El analista político y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela cuestionó los ataques a los que han sido sometidas las sedes diplomáticas de Venezuela en algunos países, que evidencian una clara violación a los tratados y al derecho internacional, sin embargo, “no pasa nada”.

Para el director del portal LaIguana.TV estas violaciones son parte “de cierta derecha que se cree más allá del bien y del mal”.

Durante la transmisión de su programa Desde Donde Sea vía online, explicó que en 2019 la delegación que nombró Juan Guaidó para ocupar “cargos diplomáticos” en Estados Unidos ingresó y ocupó dos edificios en Washington propiedad del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela y su Consulado ubicado en New York.

“Pareciera que se puede ultrajar las sedes diplomáticas de Venezuela en todas partes del mundo y  sin que suceda nada, que se puedan robar nuestro oro y no suceda nada, que se nos robe Citgo, Monómeros y no suceda nada”, refirió el comunicador.

En este orden de ideas, enfatizó que si estos hechos no se tratan de colonialismo y de imperialismo del más crudo “cuéntenme ustedes qué es”.  

Recordó que en mayo del 2019 y durante varias semanas se originaron ataques sistemáticos de la Embajada en Estados Unidos, “una Embajada en asedio, le cortaron la electricidad”.

De igual manera comentó sobre el caso en Brasilia cuando grupos entraron al lugar y “ultrajaron el sacrosanto territorio venezolano”.

También ejemplificó que cuando el golpe de Estado contra el comandante Chávez, el llamado «Carmonazo», Henrique Capriles “ultrajó el Consulado de Cuba y no pasó nada”.

Reiteró en que existe una derecha que está por encima de la normalidad internacional, pero “¿por qué sucede esto? Porque es apoyada por EEUU y la Unión Europea”, dijo Pérez Pirela.

Enfatizó que ha llegado la hora de levantar la voz porque estos ataques contra países son sistemáticos.

“Y porque mi teoría es que, al fin y al cabo, la metodología que están usando Trump y los presidentes de Estados Unidos, como Obama, es poner patas arriba la normativa internacional de crear una anarquía internacional muy parecida a la de la Primera Guerra Mundial, pescar en río revuelto y pasar por encima del andamiaje internacional”, concluyó el  escritor.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook