En una entrevista concedida a la cadena argentina Telefe, el cantante José Luis Rodríguez, «El Puma» habló nuevamente de la distancia que mantiene con sus dos hijas mayores, Liliana y Lilibeth, nacidas de su unión con la también cantante venezolana, Lila Morillo.
 
Días atrás, padre e hijas volvieron a estar en el centro de la polémica, luego de que él las responsabilizara por romper los lazos familiares y ellas respondieran acusándole de crear un show mediático con versiones falsas de lo sucedido, con el propósito de usarlas para promocionar una serie de televisión y un libro sobre su vida. 
 
En su conversación con la presentadora Verónica Lozano, Rodríguez estimó que sus hijas «no son ningunas niñas», pues tienen 55 y 53 años, respectivamente y tampoco lo eran cuando se divorció de Morillo. «Cuando una relación se termina no hay que mirar hacia atrás, no conviene hurgar en el pasado. Lo que me gustaría es que dijeran la verdad, pero yo las perdoné porque son mis hijas y las amo tal y como son» señaló el intérprete. 
 
Asimismo, considera que su primogénita, Liliana, no fue capaz de entender que la prensa la buscaba porque en realidad querían tener acceso a él y eso acabó por distanciarlos definitivamente, pues llegó el día que su actitud lo colmó. 
 
«Probé varias veces la fidelidad y no resultó. No puedo cargar toda la vida con el pasado, ya quedó atrás. No tengo resentimientos con ellas, las amo y las perdoné. (…). A veces uno no es afín, aunque sea familia. Los hijos son de Dios y tú los tienes que educar. Yo estoy tranquilo, no me gusta el escándalo y siempre hui de los chismes», añadió «El Puma». 
 
Tras la publicación de un video de más de 14 minutos en el que las hermanas Rodríguez Morillo presentaron su versión del amargo distanciamiento, el cantante venezolano dijo que no le importaba si la muerte le alcanzaba y no habían logrado reconciliarse, pues se verían en el cielo, lo que en lugar de atenuar la conflictividad, la azuzó más.  
 
Al ser inquirido por Lozano sobre el tema, respondió: «Todas las religiones creen en la vida después de la muerte. Cuando muera quiero ver a Cristo en el cielo y para mí es normal decir que si no te veo aquí, te veo en el cielo. Es mi fe, es esperanza. No fue para burlarme de ellas ni de nadie» y recalcó que la única opinión que le importaba es la que Dios tenía de él. 
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook