Este fin de semana saltó una noticia que bien podría ser el argumento de una película de terror: un cadáver en el lago del Palacio de Kensington, la residencia del príncipe Guillermo de Inglaterra y su mujer, Kate Middleton.

Para la familia de Endellion Lycett Green, nieta del muy querido expoeta laureado Sir John Betjeman, el descubrimiento fue desgarrador porque les dijeron que el cuerpo correspondía a la propia artista.  Endellion, de 51 años, conocida por sus amigos y familiares como Delli, había estado desaparecida durante una semana y la Policía Metropolitana había hecho pedidos públicos de ayuda para encontrarla.

Sin embargo, el dolor de la familia se convirtió en un profundo alivio cuando Delli fue encontrada con vida esta semana y el cadáver resultó ser el de otra mujer. Había sido un caso de identidad equivocada.

«Mi hermana Endellion está viva, sana y salva», dijo su hermano John Lycett Green. «Lamento a todos ustedes que, como nosotros, lamentamos la maravilla que es Delli. Nos dijeron que encontraron un cuerpo y que era ella. No fue así, y Delli fue encontrado anoche» decía el comunicado. 

Añadió: «RIP el alma que se encontró en Kensington Round Pond el sábado por la mañana».

Endellion es una artista distinguida y buen amiga de la esposa de David Cameron, Samantha, y del actor de The Wire, Dominic West.  Vive en Wiltshire con su esposo, el editor de películas Rob Nagel, y sus dos hijos.

Un amigo de la familia aseveró que: «Delli pasó por una mala racha, pero es un gran alivio para todos que esté sana y salva. Ha sido una semana traumática».

El cuerpo encontrado en el estanque permanece sin identificar. Un portavoz de Scotland Yard comentó que: «La muerte está siendo tratada como inexplicable en este momento, pero no se cree que sea sospechosa. Las investigaciones están en curso».

El portavoz dice que se contactó a la familia de Endellion «como parte de las investigaciones para establecer la identidad del fallecido».

(OK Diario)

Comentarios Facebook