El diario El Mundo de España reseñó este sábado 24 de octubre que el exacalde de Chacao y prófugo de la justicia, Leopoldo López, habría escapado de la sede de la embajada de España en Caracas, lugar donde permanecía escondido desde el 30 de abril de 2019, luego de liderar un intento de golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro.

Ese día López, con ayuda de algunos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) habría abandonado su residencia, donde permanecía en arresto domiciliario.

Vale recordar que este sujeto fue condenado a 13 años, 9 meses de prisión por haber liderado el plan terrorista La Salida, ocurrido en el país en el año 2014, y que generó cuantiosas pérdidas materiales a la nación, así como una larga lista de fallecidos.

Políticos fugados

La lista de dirigentes de la derecha que se han fugado del país, tras ser vinculados a casos de corrupción o actos terroristas, es larga

Uno de ellos fue el exsecretario de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía Metropolitana, Iván Simonovis, quien en mayo de 2019 escapó de su vivienda en la que, desde hacía casi cinco años, purgaba arresto domiciliario por supuestamente presentar problemas de salud.

Simonovis fue condenado en 2009 a pagar 30 años de cárcel por su participación en el golpe de Estado de 2002, contra el entonces presidente Hugo Chávez.

Él, junto a un grupo de funcionarios de la Alcaldía Metropolitana y de efectivos de la extinta Policía Metropolitana, propició los llamados hechos de Puente Llaguno, que dejaron más de 19 fallecidos, cien heridos y fueron el justificativo para el derrocamiento del Comandante Chávez.

Exalcalde en España

Otro dirigente de la derecha que huyó del país fue el exalcalde metropolitano, Antonio Ledezma. En noviembre de 2017 salió de su casa rumbo a Colombia para posteriormente, dirigirse a España, nación en la que vive cómodamente junto a su familia.

El también exalcalde de Caracas fue detenido en el año 2015, por los delitos de conspiración y asociación para delinquir por su participación en el plan insurreccional y terrorista La Salida.

Exfiscal en fuga

La exfiscal de la República, Luisa Ortega Díaz, también engrosa la lista de dirigentes de la derecha que evadieron la justicia.

En agosto de 2018 Ortega Díaz escapó por vía marítima. Desde las costas de Falcón viajó junto a su esposo, el entonces diputado Germán Ferrer, vía Aruba y de allí se trasladó a Colombia.

La exfuncionaria ha sido acusada de haber cometido y propiciado múltiples actos de corrupción, durante su gestión el frente del Ministerio Público.

Cabe recordar que en 2017 el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictó medidas cautelares contra Ortega Díaz, que incluyeron prohibición de salida del país y congelamiento de sus cuentas bancarias, y se preparaba la apertura de un antejuicio de mérito en su contra por “la presunta comisión de faltas graves en el ejercicio de su cargo”.     

Del Carmonazo a Bogotá

Pedro Carmona Estanga, empresario venezolano que tras el golpe de Estado de 2002 se autoproclamo presidente de facto de la nación, es otro de los dirigentes de derecha que salieron huyendo de la nación.

Su caso data de mayo del año 2002 cuando, según su testimonio, salió de su residencia hacer su rutina de ejercicios acostumbrada y nunca regresó.    

El empresario, que permanecía bajo arresto domiciliario, llegó a Colombia y solicitó asilo político.  

General clandestino

El ex director de Protección Civil, Antonio Rivero, logró huir a Estados Unidos en 2015, luego de haberse de ocultado durante casi un año.

En febrero de 2014 le fue dictada una orden de arresto por estar involucrado en diversos actos terroristas, entre ellos La Salida y las guarimbas que se generaron tras el triunfo electoral de Nicolás Maduro en abril de 2013.

Sobre él pesa también, desde 2010, un juicio militar por su presunta participación en delitos de ultraje a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb).

De El Hatillo a Brasil

El exalcalde del municipio El Hatillo David Smolansky es otro de los dirigentes que se suma a la lista de prófugos criollos.

Este sujeto fue uno de los brazos ejecutantes de planes terroristas como La Salida y las guarimbas de 2017, acciones por las que tiene cuentas pendientes con la justicia.  

Smolansky, junto a otro grupo de alcaldes de ultraderecha, fue condenado a 15 meses de prisión en 2017 por no haber cumplido con sus funciones como alcalde y haber generado estrategias para detener las acciones violentas que se escenificaron ese año en unos pocos municipios del país.

Tras la condena y de haber permanecido escondido varias semanas, apareció en Brasil y recibió el apoyo del Gobierno de Jair Bolsonaro.

Exalcalde beisbolero

Gustavo Marcano, exalcalde del municipio Lechería en el estado Anzoátegui, es recordado, entre otras cosas, por haber aparecido a finales de 2019 en un video junto al diputado Stalin González disfrutando del encuentro Cardenales de San Luis contra los Nacionales de Washington en la zona VIP del estadio de la capital gringa.   

Él, junto a Smolansky, fue uno de los alcaldes que en 2017 fue sentenciado a 17 meses de prisión por no haber impedido las guarimbas en sus respectivos municipios.

Marcano es uno de los prófugos que integran el gobierno ilegal del autoproclamado Juan Guaidó, y dice ser ministro consejero de la embajada de Venezuela en los Estados Unidos.

Esta es apenas una pequeña lista de los dirigentes de la derecha que, teniendo cuentas pendientes con la justicia venezolana, huyeron del país.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook