#LoÚltimo
Superintendente Méndez: Si no fuera por el Sundde un kilo de carne costaría mil bolívares
Abril 27, 2015
La Iguana Google Plus

kilo-de-carne-c.jpg

El superintendente nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos de los Venezolanos (Sundde), Andrés Eloy Méndez, informó que en el país actualmente se están efectuando una serie de fiscalizaciones en los mataderos, a fin de verificar si el precio de la carne es el adecuado para así evitar la especulación.

 

A través del programa “Análisis Situacional”, transmitido este domingo 26 de abril por el canal Globovisión, el superintendente aseguró además que si el Sundde no existiera el precio de la carne podría ascender a un costo de mil bolívares. Ello debido a la guerra económica y a la inflación inducida generada por los empresarios del sector privado.

 

“No se puede permitir la especulación desmedida, mucho menos en los rubros más sencillos, así como en el precio de los alimentos”, destacó Méndez.

 

El exdiputado explicó que la guerra económica que vive hoy día Venezuela se lleva a cabo en dos dimensiones, una de ellas es la manipulación psicológica colectiva. Mediante esta, los medios de comunicación y las redes sociales, además de las convocatorias que hace la propia gente, se induce a los usuarios a comprar artículos que no necesitan con urgencia.

 

“La mitad de las personas que van a supermercados y farmacias no acuden porque necesitan productos al momento, sino para tener mayor inventario en su casa o para revenderlo. Lo que llamamos el fenómeno del bachaqueo”, precisó.

 

“En enero el bachaqueo tuvo un pico alto, pero con el paso de los meses este índice ha ido bajando. Un inventario que va a durar 5 o 6 días se lo llevan en horas una gran cantidad de personas. Es una especie de acaparamiento doméstico, si vale el término”, agregó el superintendente.

 

Con respecto al sistema biométrico, Méndez acotó que este es un procedimiento antifraude. El mismo debe ser interconectado con el sistema de ventas en los supermercados públicos. El fin último es erradicar las compras nerviosas y el bachaqueo.

 

Gracias al sistema biométrico, aseguró, se sabe cuándo una persona ya compró y se evita que esta adquiera 10 veces un determinado producto en un solo día. Ello permite regular los 23 insumos de la canasta básica.

 

“Existimos para proteger al consumidor y estamos fortaleciéndonos para defender al pueblo de los males de la escasez, bachaqueo y especulación”, expresó.

 

En lo referente al Precio de Venta al Público Justo ( PVP Justo), el exdiputado explicó que este es un instrumento legal que le servirá a los consumidores para defenderse de la guerra económica. Este se creó con el fin de que el precio apareciera establecido y marcado en todos los productos, bienes y mercancías comercializadas en el país.

 

El PVP Justo, enfatizó, evitará el remarcaje de precio de acuerdo a la cotización diaria del dólar. Aseguró que un porcentaje de ganancia de un 30% es suficiente, comparado con los márgenes preestablecidos en el resto de América Latina, EE.UU. y Europa.

 

Méndez destacó que en Venezuela mensualmente se realizan 5 mil fiscalizaciones. Día a día, por ende, se efectúan 250 jornadas de este tipo.

 

El superintendente agregó por último que dichos procedimientos se impulsan a través de las redes sociales, página web del Sundde y mediante la línea 0-800 Precios Justos.

 

(LaIguana.TV)