Recientemente una usuaria de la red social Twitter relató cómo la compañía de comercio electrónico Amazon le robó más de 1.600 dólares, luego de que la empresa suspendiera su pedido y su cuenta debido a una supuesta “actividad inusual”. Lo que en principio se traducía en la simple compra de una laptop, se convirtió en una pesadilla por la que, además, hoy día estarían pasando otros venezolanos. 

La usuaria, identificada como Marcy Ávila, relata que todo inició cuando su antigua laptop, la cual era su principal herramienta de trabajo, se dañó. Tras varios meses de trabajo duro, al fin pudo recolectar el dinero suficiente para reponer el equipo.

“Después de tres meses de trabajo intenso no podía creer que finalmente tenía ahorrado el dinero que necesitaba para reponer mi laptop y que al fin había llegado el día de comprarla”, relató.

Después de hacer la compra y de cancelarla, le habría llegado una notificación en la que se le informaba que la compañía había “suspendido su pedido y su cuenta por actividad inusual”. Tras este hecho, Ávila los habría llamado varias veces, hasta que por fin le volvieron a habilitar la cuenta.

“Pensé que el problema era que la compra era muy grande y se me ocurrió recargar el saldo de mi cuenta para que no fuese una transacción tan grande, sino varias más pequeñas. Así que fui recargando saldo hasta tener lo suficiente para que el restante no fuera superior a 1.000 dólares”, explicó.

Luego de lo anterior, Amazon habría vuelto a suspender su cuenta. El argumento que ofreció la empresa era que no podían confirmar que la tarjeta Visa fuera realmente de la usuaria. “La tarjeta está a nombre de mi esposa y para que vieran que todo es legítimo, les pasé acta de matrimonio, foto de la tarjeta, estados de cuenta, etcétera”, indicó la usuaria.

La compañía, a pesar de las pruebas, continuó rechazando la solicitud. “Comencé a llamarlos varias veces a la semana para ver si podía agilizar algo, ya que cada día que pasaba es tiempo y dinero que pierdo. Ayer, después de más de dos horas de llamada, tomaron la decisión de cerrarme la cuenta sin devolverme mi dinero”, continuó Ávila.

La joven cuenta que, después de publicar la denuncia en su Instagram, muchos otros ciudadanos venezolanos le comentaron que también les había sucedido lo mismo. “Lo triste es que, aun teniendo todas las pruebas, igual te roban”, se lamentó.

Ante esto, la agraviada tiene pensado tomar medidas legales. Igualmente, hizo un llamado para que todos aquellos que han sido víctimas de Amazon se atrevan a denunciar. “Qué fuerte ver la cantidad de personas que, por vivir fuera de USA, Amazon procedió a robarles. Me decepciona mucho ver cómo una empresa que pensé que era seria le hace esto a sus clientes”, escribió.

Si fuese una cuenta nueva o una tarjeta que no tenga tiempo usando en mi cuenta tendría sentido, pero tengo años usando mi cuenta de forma constante, y años usándolo con la misma de débito sin haber hecho chargeback jamás. Honestamente siento que se aprovechan de la situación”, comentó en un tuit posterior.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook