José Brito, candidato a la Asamblea Nacional por la tolda opositora Primero Venezuela, asegura que su grupo político pretende convertirse en «una alternativa real», capaz de disputarle el poder político al gobierno del presidente Nicolás Maduro, pero ejerciendo una oposición apegada a los principios constitucionales y comprometida con la solución de los graves problemas del país. 

«Para llegar hasta allá, tenemos que nosotros entender que tenemos que generar las condiciones, porque ni este ni cualquier otro gobierno va a aceptar que tú le digas: ‘en lo que salgas, te fusilo’, ‘en lo que salgas, te acabo'», indicó en una entrevista con LaIguana.TV. 

Con ello se desmarcó de la política promotora de sanciones «y amarras» sobre la que se asienta el sector antidemocrático de la oposición, agrupado actualmente en torno a la figura de Juan Guaidó, pues en su criterio, esas acciones solamente han contribuido a fortalecer al Gobierno Bolivariano. 

«En todo caso, la comunidad internacional tiene que ser parte de la solución y no, parte del problema», agregó.
 
Brito también aspira que la llegada de Joseph «Joe» Biden a la Casa Blanca permita revertir las «sanciones inhumanas contra el pueblo de Venezuela» que fueron aplicadas durante el mandato de Donald Trump y que contaron con la promoción de «un sector al que poco le importa el sufrimiento de la gente». 
 
«Hay un grupo que secuestró y se disfrazó y decía, internacionalmente, que era la oposición, para ser reconocido. Es lo único que les interesa: ser oposición internacionalmente reconocida, porque eso le supone ingentes recursos económicos de financiamiento internacional, pero no les importa en modo alguno ser una alternativa de cambio para los venezolanos«, denunció el candidato.
 
Al mismo tiempo, señaló que quienes «hoy son gobierno» persiguen «mantenerse en el poder», aun «a costa del sufrimiento de la gente», mientras que Juan Guaidó, Julio Borges, Leopoldo López «y compañía», pretenden alcanzar el poder potenciando el sufrimiento de la población.
 
Así las cosas, considera que su propuesta, al deslindarse de los extremos y ubicarse en el centro, será capaz de aglutinar voluntades de quienes no se sienten representados en esas opciones. 
 
«No queremos nada con los extremos. Los extremos tienen que entender eso: le están haciendo mucho daño a Venezuela», concluyó.
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook