El presidente colombiano, Iván Duque, en su afán de atacar al Gobierno de Venezuela y a su par Nicolás Maduro, calificó como “remedo de elecciones” los comicios parlamentarios que se desarrollan este domingo en la nación petrolera.

Las declaraciones del mandatario neogranadino fueron emitidas durante su intervención desde el departamento fronterizo Norte de Santander, durante la cual se atrevió a llamar al gobernante venezolano de “dictador” y “sátrapa”.

En este orden de ideas expresó: “Mañana, ese dictador, ese sátrapa, tiene montada una opereta, un remedo de elecciones, para quitarle la voz y la expresión al único vestigio que le queda a Venezuela de resistencia democrática, que es la Asamblea Nacional, que hemos reconocido más de 57 Estados en el mundo”.

Según Duque el Gobierno bolivariano «intentará siempre chantajear, presionar, valerse de todo tipo de mecanismos para tratar de legitimarse».

Aseguró que por su parte «no vamos a legitimar jamás esa dictadura, porque el día que legitimemos esa dictadura habremos perdido todos los principios democráticos en los que se fundamenta esta República”.

¿Un cuestionado presidente Duque pretende dar lecciones de democracia?

Duque quien hace alarde de «democracias»  legitimaciones» y que también se encarga de descalificar los comicios en Venezuela y de manifestar que se tratan de una especie de «parodia»,  tuvo un triunfo presidencial muy cuestionado por estar vinculado a la compra de votos, así lo revelaron  medios de comunicación del vecino país como Semana, El Espectador, entre otros.

De acuerdo con una reseña del portal Resumen Latinoamericano, quien realmente ejerció como jefe de campaña de Duque fue el reconocido narcotraficante José Guillermo Hernández mejor conocido como «Ñeñe Hernández«, ya que audios revelaron que el citado sujeto «recolectaba dineros de la mafia para comprar votos y coordinar el fraude con los Directorios regionales del Centro Democrático; asimismo millonarios opositores venezolanos financiaron esta campaña presidencial».

El  Gobierno de  Duque, que muchos sostienen es el de Álvaro Uribe Vélez, es señalado de haber llegado a la presidencia a través de una maniobra de presión y compra de votos que llevaron a cabo carteles de la cocaína. Prácticas que, según el medio, también llevaron a Uribe a ser dos veces primer mandatario.

En Colombia la denominada «Ñeñe política« se convirtió en un gran escándalo, debido a los audios interceptados en los que se escucha al Ñeñe Hernández refiriéndose a la compra de votos por 50.000 pesos en varios departamentos de Colombia.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook