El nuevo presidente de la Asamblea Nacional (AN), Jorge Rodríguez, aseguró este martes 5 de enero durante su primera alocución tras ser electo como titular del Parlamento, que el organismo «centrará sus funciones en parlamentarismo de calle y diálogo nacional”.

Este martes se llevó a cabo la instalación de la nueva AN, los diputados y diputadas fueron juramentados desde el Hemiciclo del Palacio Legislativo, luego de los comicios que se celebraron el 6 de diciembre y en los cuales el Bloque de la Patria resultó con la mayoría de los escaños con 256 parlamentarios, incluyendo los 3 indígenas que fueron escogidos el 9 del mencionado mes.

A continuación parte del discurso que emitió el titular de la AN:  

Ha sido la lucha de Venezuela contra la covid-19 un ejemplo de cómo se enfrenta en unión perfecta, Gobierno-Pueblo, una pandemia tan catastrófica, antes de iniciar mis palabras un aplauso al pueblo de Venezuela, quienes han sabido enfrentar y derrotará esta pandemia.

-Ciudadanas Iris Varela, Primera Vicepresidenta de la Asamblea Nacional; Didalco Bolívar, Segundo Vicepresidente; Rosalba Gil, secretaria; Inti Inojosa, Subsecretaria; querido hermano Diosdado Cabello, Jefe del Bloque Parlamentario; Cilia Flores, primera combatiente y diputada lista; queridos diputados que participaron en libres comicios el pasado 6 de diciembre, tendrán que apuntar hacia el futuro de la vida republicana desde esta AN, honorable cuerpo diplomático, invitados internacionales, medios de comunicación.

-Quisiera iniciar solicitando la licencia a los honorables diputados de oposición que están presentes porque tengo un mandato del corazón, de solicitar un homenaje para un diputado del pueblo que siempre estuvo allí en las luchas de calle y sobre todo de la ciudad de Caracas, pido un minuto de aplausos para el conductor de mil batallas en campañas electorales: Darío Vivas.

-En esta nueva Asamblea Nacional, que encierra tanta importancia histórica, que encierra tanto significado, la presencia de 277 mujeres y hombres, trabajadores, campesinos, cada uno puede preguntarse: ¿Por qué estamos hoy aquí? Entre muchas razones, estamos por mandato del libro de todos, porque una democracia está sustentada en el cuerpo de leyes que la comprenden, esta Constitución dice con taxativa claridad que el período del parlamento venezolano corresponde a 5 años de duración, es el 5 de enero a las 11:00 am que se deba instalar la nueva gestión de la Asamblea Nacional.

Hay otra razón de mayor peso, es que nuestro pueblo, millones de mujeres y hombres, que han resistido las peores agresiones y ataques en búsqueda de atacar la línea de flotación del espíritu venezolano porque eso fue lo que procuraron, porque fue para lo que montaron un aparato de guerra psicológica, bloqueo, sanciones para que se debilitara el ser venezolano y si algo podemos sacar del mensaje del pueblo es que este pueblo levantó su condición de ser venezolano, y es que ser venezolano es ser independiente, amar la soberanía, pacífico, tener capacidad para el perdón, para mirar hacia el futuro pero también para entender que hay ofensas que no se pueden pasar por alto.

-Entender que si queremos mirar hacia el futuro, promover la reconciliación de todas y todos, tenemos que ver con preocupación lo que ha ocurrido en este recinto en los últimos 5 años.

-No podemos olvidar, reconciliación sí pero sin amnesia, perdón sí pero sin olvido, concordia si pero hay crímenes que deben ser pagados, porque fueron contra los más humildes, contra las mujeres, contra los niños, trabajadores para afectar el estado de bienestar que otorga la Revolución Bolivariana a nuestro pueblo; fueron crímenes donde uno de los enviados que estuvo aquí como presidente de la Asamblea Nacional y pidió que entregaremos nuestro esequibo a los amos de Imperio Británico, fueron crímenes para robarse miles de millones de dólares que nos hubiesen servido para comprar alimentos que nuestro pueblo requiere, adquirir insumos y medicamentos para enfrentar la peor pandemia de la humanidad.

-Incluso está apareciendo en los medios de comunicación internacionales, medios de comunicación que durante 14 meses les aplaudieron las barbaridades, ellos pedían invasión militar contra Venezuela y los medios de comunicación aplaudían, y ahora que ya son una aproximación a polvo cósmico. Usted revisa medios de comunicación como BBC, The New York Times, The Washington Post, Efe y se sorprenden que Juan Guaidó robó 1.700 millones de dólares que la administración Trump le otorgó para ayuda humanitaria; ¿de esos 1. 700 millones de dólares cuánto, aunque sea 1 $, fue utilizado para atender a nuestros migrantes? Nada, se los gastaron en inmuebles costosos en Bogotá, Madrid, Miami, están depositados en las cuentas de Juan Guaidó y su hermano, Julio Borges, Leopoldo López, Carlos Vecchio.

También se fueron a robar los activos que la nación venezolana tiene en el exterior, se robaron Citgo, Monómeros. Insisto, no puede haber perdón con olvido, no puede haber reconciliación con amnesia.

Firmaron un contrato donde aceptaban pagarle 200 millones de dólares a mercenarios norteamericanos para asesinar al presidente Nicolás Maduro y su esposa, acabar con la FANB, asesinar a Diosdado Cabello, pusieron precios a las cabezas de venezolanos, podía venir un gringo y asesinar a cualquiera, se aliaron con narcoparamilitares, planificaron el Magnicidio en Grado de frustración contra el presidente y el epicentro de todos esos crímenes fue desde este hemiciclo y en éste recinto, así que estamos obligados el exorcismo.

-Estamos obligados al exorcismo, porque sí este pueblo ha resistido a tanta agresión y habló claro el pasado 6 de diciembre, me retumba en la memoria el recuerdo de las voces de  tantas mujeres que nos decían: Resistan, no se rindan que nosotros no nos rendiremos.

Esta no es una instalación más, no, es una instalación para la recuperación. Destruir es muy fácil, basta con que usted tenga carencia de moral y ética para que la destrucción haya llegado al nivel que llegó la directiva saliente; no respetaron nada, por eso así como destruir es más fácil que construir, reconstruir es más difícil que construir, tenemos que encontrarnos en voces diferentes y decirnos esto no puede volver a ocurrir, no podemos volver a sucumbir a pedir invasiones contra Venezuela, a solicitar sanciones que afectan a los más humildes, sanciones que son inútiles porque el pueblo demostró que nada doblega su ímpetu soberano e independiente.

-Así que, además de que las sanciones son muy dañinas fueron muy inútiles, métanselas por donde les quepan Donald Trump, Mike Pompeo, Elliott Abrams, Juan Guaidó, Julio Borges.

Nos corresponden ubicarnos en la posición de sanadores para volvernos a levantar, tenemos que echarnos andar junto al pueblo, debemos dar el primer paso desde la escucha, no queremos seguir en la politiquería, si nos quedamos en las paredes de éste edificio habremos fracasado, si no salimos a la calle habremos fracasado y no podemos fracasar en nuestra tarea. Venimos a escuchar, no somos representantes de nadie, somos voceros de todos. Es necesario la sanación.

-La reconciliación sólo podrá ser posible, si todos nos sentimos en un gran diálogo nacional. De ésta Asamblea Nacional en la próximas horas saldrá una comisión especial para que emprenda el camino de la reconciliación, para la paz, un diálogo donde estemos todos, porque esta gestión irá hacia el parlamento comunal, hacia la conformación leyes para amparar las ciudades comunales, un gran diálogo político, social, económico, donde estemos los 277 diputados electos e incluso aquellos grupos políticos que no participaron en las elecciones, por razones que ya sabemos, una gran comisión para el diálogo, de esta gestión debe salir de manera inmediata el más profundo repudio a la decisión que tomara una Corte de Justicia en el exterior, vulnerando el derecho sagrado que tiene Venezuela al territorio Esequibo. El sol de Venezuela nace en el Esequibo.

-Vamos a emprender no solamente el diálogo sino un proceso permanente de consulta, no puede ser que después de una elección se separen de aquellos recorridos cuando eran candidatos, debe ser al revés, debemos regresar a cada casa por casa, establecer cuáles son los temas que el pueblo espera discutir en este parlamento.

-Tenemos que lograr recuperar el estado de bienestar, porque es cierto que las sanciones ha sido la peor agresión que ha atacado a Venezuela pero si nos escudamos en las sanciones para no arreglar lo que está dañado nos estamos haciendo cómplices de ese bloqueo. No utilicemos las sanciones como excusa.

El Presidente nos ha pedido llamar a los funcionarios, ministros y ejercer la función contralora desde la nueva Asamblea Nacional, ciudadanos diputados de oposición tienen una función que cumplir también dentro de la Constitución.

-Decía el poeta y diputado Andrés Eloy Blanco: No hay nada que haga más ruido que un carro viejo y un diputado nuevo. Yo creo que estamos obligados a hacer mucho ruido pero armónico, cantos de futuro, un ruido que sea verdad y transparencia.

2021 volver a Carabobo, una fecha que nuestro comandante Hugo Chávez avizoró como ratificación de nuestra independencia y soberanía, diputados electos pensemos en Carabobo, porque fue la unidad de nuestros patriotas.

No podemos fracasar, tenemos que reparar lo dañado, recomponer lo que fue deteriorado por el odio y la violencia. Quisiera terminar con unos versos del poeta de América, unos versos que son bálsamo, quiero compartirlos porque hoy que podemos ver con tranquilidad que la patria ha sido salvada y sería muy mezquino no reconocer la tenacidad, la fuerza, la valentía, la capacidad para el diálogo que ha tenido Nicolás Maduro, por él Venezuela está en paz.

-Con todo respeto, dedico estos versos de Pablo Neruda a mi hermano Nicolás Maduro: «Pero yo amo hasta las raíces de mi pequeño país, si tuviera que morir mil veces allí quiero morir, si tuviera que nacer mil veces allí quiero nacer, que nadie piense en mí, pensemos en toda la tierra golpeando con amor en la mesa, no quiero que vuelva la sangre a empapar el pan, los frijoles quiero que venga conmigo el campesino, la niña, el abogado, el marinero, el fabricante de muñecas, que entremos al cine y salgamos a beber el vino más rojo, yo vine aquí para cantar y para que canten conmigo » Pablo Neruda.

Hermanos me congratulo de compartir con ustedes esta tarea titánica, vamos juntos, vamos todos que todas y todos seremos invictos en Carabobo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook