El periódico keniano Nation ironiza sobre el asalto del Capitolio de EEUU, protagonizado este miércoles por los partidarios del presidente de EEUU, Donald Trump, en un artículo titulado: «¿Cuál es ahora la república bananera?».

En el texto, el periodista Elvis Ondieki sugiere llevar el episodio a la gran pantalla. «¿Quién sabe? Algún día, podríamos escribir una historia sobre esta tierra… o hacer una película», escribe Ondieki. Asimismo, ofrece un abanico de posibles títulos para dicho filme: «Del Primero al Tercer Mundo en cuatro años», «El Olimpo ha caído realmente», «El día en que el Capitolio de EEUU se convirtió en un Trampolín Gigante».

Para ilustrar el artículo, el diario ha escogido una foto de uno de los manifestantes, Richard Barrett, que ocupó la oficina de la demócrata Nancy Pelosi y puso un pie sobre el escritorio.

Poco después del asalto al Capitolio, el expresidente de EEUU, George Bush, condenó los hechos y declaró que «así es como los resultados electorales se disputan en una república bananera, no en nuestra república democrática». Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, criticó en su cuenta personal de Twitter a las numerosas «personas prominentes, incluidos periodistas y políticos» que han comparado al país norteamericano con «una república bananera» a raíz del «reprobable ataque» de este miércoles contra el Capitolio.

Según señaló Pompeo, «la calumnia revela una comprensión defectuosa de las repúblicas bananeras y de la democracia en EEUU». En este sentido, el jefe de la diplomacia estadounidense explicó que en una república bananera «la violencia de las turbas determina el ejercicio del poder», mientras que en EE.UU. los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley «reprimen la violencia de la multitud para que los representantes del pueblo puedan ejercer el poder de acuerdo con el estado de derecho y el gobierno constitucional».

El 6 de enero, manifestantes afines a Trump irrumpieron en el Capitolio de EEUU, obligando a los congresistas a suspender la certificación de la victoria del presidente electo, Joe Biden, y a abandonar las cámaras. Cinco personas perdieron la vida en los disturbios.

Numerosos líderes y medios internacionales condenaron el asalto, calificándolo de «acto violento», «vergüenza» o «ataque a la democracia».

(RT)

Comentarios Facebook