La llegada inesperada de la COVID-19 en el 2020, aceleró los tiempos y trajo consigo grandes desafíos energéticos para los próximos 40 años, en materia de inversión y tecnología, estos temas fueron analizados por el filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela en su programa Desde Donde Sea (DDS).

Explicó Pérez Pirela en vivo para las redes sociales, que existe una relación determinística directa entre la pandemia y los desafíos energéticos, ya que los grandes inversionistas como China, tuvieron que reforzar su inversión en energía verde y renovable.

“La llegada de la pandemia bloqueó todo el paso de transporte en el mundo, hizo freno en la economía planetaria que venía trastocada por la crisis bancaria y financiera, entonces las economías emergentes como China, que necesita muchísima energía fósil para fundar su crecimiento, tuvo que recurrir a otras energías”, explicó el analista.

Recordó que el país asiático utiliza energía producto de sus negociaciones, con países del mundo incluso Venezuela, para poder seguir siendo gran potencia.

“Más allá de discursos y medidas políticas o impopulares, el uso y gestión de los recursos energéticos será el factor determinante en el posicionamiento de los nuevos dominados y dominantes, idea que surge porque esto ha sido así siempre en la historia contemporánea”, explicó Pérez Pirela.

“El petróleo y su importancia en el conflicto bélico mundial, hicieron de Estados Unidos dominante y la gran potencia en el siglo XX porque participó en las dos guerras mundiales pero sin daños dentro de sus fronteras”, comentó sobre su investigación.

“EEUU fue un país de hegemonía que contribuyó en las guerras pero sin sufrir daños en sus estructuras y luego tuvo un negocio redondo reconstruyendo a Europa. Y luego nació la monopolización energética a nivel planetario”, dijo en su programa que transmite de lunes a viernes.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook