Los regímenes de España y Colombia sostendrán un encuentro esta semana para abordar, entre otras cosas, el tema Venezuela, que como ya es costumbre forma parte de la agenda internacional que de forma continua aplica acciones injerencistas para tratar de menoscabar la estabilidad democrática y tratar de derrocar al Gobierno constitucional que preside, Nicolás Maduro.

La información fue confirmada este martes 23 de febrero por el jefe de la Casa de Nariño, el uribista Iván Duque, quien dijo que durante esta semana recibirá a la canciller de España, Arancha González Laya, quien en declaraciones públicas ha ofrecido discursos donde se evidencia su postura antivenezolana y a favor del clan sedicioso que gira en torno a la figura de Juan Guaidó.

Según Duque la reunión con la canciller española, que se dará justo un día después que culminen las reuniones injerencistas de pseudo embajador de Estados Unidos, James Story, con los prófugos de la justicia venezolana Leopoldo López, Julio Borges, Carlos Vecchio, el uribismo y otros opositores extremistas, servirá para abordar «la atención a la crisis migratoria de Venezuela», así como también sobre el apoyo de España al acuerdo de paz de Colombia, que precisamente fue quebrado por el régimen uribista de Duque y que se ha traducido en una ola de masacres indetenible que se evidencian a diario en todo el territorio colombiano.

La agenda contempla que González Laya llegue a Bogotá el próximo jueves para «conocer sobre el terreno la situación y necesidades de los inmigrantes venezolanos acogidos en la ciudad fronteriza de Cúcuta», dice un despacho de la agencia de noticias española EFE.

Duque destacó que González Laya revisará el Estatuto de Protección Temporal para Migrantes Venezolanos, la carta de derechos que el régimen colombiano anunció el pasado 8 de febrero para beneficiar -según ellos- a 1,7 millones de venezolanos regulares o irregulares que están en ese país debido a los efectos negativos del cruento bloqueo total impuesto contra Venezuela por Estados Unidos, la Unión Europea y sus gobiernos cómplices, entre ellos Colombia.

«España ha jugado un papel fundamental en la coordinación de las mesas de donantes, tanto con el Rey Felipe como con el presidente (del Gobierno, Pedro) Sánchez hemos logrado que ellos entiendan el alcance de esta medida y queremos que España sea un articulador para que esa ayuda internacional pase de las declaraciones a los desembolsos», subrayó Duque.

La canciller española cerrará su viaje a Colombia con una visita que hará el sábado próximo a Cúcuta, zona tomada por las mafias narcoparamilitares colombianas y desde donde en 2019 se ejecutó un plan de invasión paramilitar fallido que contó con el apoyo de los gobiernos de Chile (Sebastián Piñera), Paraguay (Mario Abdo Benítez), Estados Unidos, Colombia y la Organización de Estados Americanos (OEA y Luis Almagro), para -según Duque- ver sobre el terreno la situación de los migrantes venezolanos.

El Gobierno de Venezuela ha denunciado en reiteradas ocasiones que el uribismo colombiano aprovecha su poder gubernamental en Colombia para planificar dentro de su territorio para entrenar mercenarios y paramilitares que tienen la misión de ejecutar acciones terroristas y bélicas contra Venezuela que tienen fines sediciosos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook