El boxeador Saúl «Canelo» Álvarez se impuso al turco Avni Yildirim y defendió sus títulos de peso superwélter de la WBC y la WBA. La estrella mexicana obligó a su rival a abandonar su taburete tras el tercer asalto del combate en Florida.

Canelo era el favorito de la pelea y dominó durante tres asaltos al deportista de Turquía. Desde el principio, Álvarez se apoderó de la iniciativa y el aspirante al título mostró resistencia, pero fue incapaz de crear algo ofensivamente.

En el tercer asalto, Canelo noqueó a Yildirim con un derechazo. En el descanso tras el asalto, el entrenador de Yildirim, Joel Díaz, le dijo al boxeador que le daba un asalto más para demostrar algo o detendría el combate. Sin embargo, la esquina de Yildirim se negó a continuar la pelea y Álvarez ganó por nocaut técnico.

«No importa si [los rivales] son más altos y tienen más alcance o si tienen un nuevo buen entrenador o no tienen entrenador, no importa», dijo Álvarez tras la victoria. «Vengo a hacer mi trabajo y a ganar y vengo a hacer historia y tengo al mejor entrenador del mundo [Eddy Reynoso] en mi esquina», afirmó.

Según las estadísticas, los 67 golpes de Canelo fueron respondidos por 11, y en el primer asalto Yildirim solo dio un golpe. La precisión de los golpes de potencia de Canelo fue del 59%.

El mexicano registró la 55 victoria de su carrera profesional de 58 combates. Además posee los títulos del campeón mundial del WBC, la WBA, la Super WBA en varias categorías de peso.

«Pelearé con cualquiera. Peleo con los mejores y siempre peleo con los mejores. Peleo con los mejores en 168 [libras] y aquí estoy, haciendo historia. Tuve que pelear con Yildirim para tener la oportunidad de pelear con los mejores en 168 y tuve que hacerlo. He defendido mis títulos y estoy listo para lo que viene», declaró.

Después de la pelea se confirmó que Canelo chocará en mayo con el campeón británico de peso supermedio de la WBO, Billy Joe Saunders. Ambos boxeadores defenderán sus títulos.

«Nadie lo ha hecho, quiero hacer historia», comentó Canelo respecto a su pelea con Saunders que podría acercarle a coronarse como el primer campeón indiscutible de la categoría en la historia del boxeo.

El boxeador británico Saunders, de 31 años, está invicto en 30 peleas y ha mantenido el título de peso supermedio de la WBO desde que venció a Shefat Isufi en mayo de 2019.

La última derrota de Álvarez ocurrió por decisión mayoritaria ante Floyd Mayweather en 2013. Además tiene dos empates: uno contra su compatriota Jorge Juárez al principio de su carrera y otro contra su rival kazajo Gennadi Golóvkin en 2018.

(Sputnik)

Imagen

Comentarios Facebook