“Acepto la responsabilidad por mis acciones, pero quiero que la gente entienda que todo esto es el resultado de las consecuencias de lo que estamos viviendo los venezolanos”, así lo declaró este viernes -5 de marzo- el exmayor de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Juvenal Sequea Torres (44), a un juez colombiano en el juicio que se le sigue por el tráfico de armas que se pretendían usar en la frustrada “Operación Gedeón”, del pasado mes de mayo, con el fin de derrocar el gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro.  

La agencia de noticias Associated Press (AP) además detalló que Sequea pidió “disculpas” al gobierno colombiano. En el juicio también se declararon culpables el capitán Juven Sequea Torres, hermano menor de Juvenal y Rayder Ruso, un civil que durante mucho tiempo ha buscado el derrocamiento armado de Maduro. Estas dos últimas personas aceptaron brindar asesoramiento y apoyo logístico a grupos armados ilegales. 

Asimismo, estos tres hombres reconocieron su participación junto al mercenario Jordan Goudreau, un exboina verde estadounidense y veterano de la guerra de Irak, en los planes para asaltar instalaciones militares y el palacio presidencial venezolano a fin de instaurar un nuevo gobierno. Estas acciones terroristas, frustradas gracias a las labores de inteligencia del Estado venezolano, también incluían el asesinato de líderes de la Revolución Bolivariana. 

Juvenal Sequea Torres llegó al grado de mayor de la GNB, graduado de la Escuela Militar en la segunda promoción Batalla El Juncal. También tiene entre su historial terrorista, participación en el fallido golpe de Estado del 30 de abril de 2019, liderado por Leopoldo López y Juan Guaidó.  

En la operación Gedeón, Juvenal Sequea participó junto a sus dos hermanos, Juven y el capitán Antonio José Sequea Torres, también GNB, quien se encuentra detenido en Caracas por ser uno de los líderes de esta acción criminal.  

(LaIguana.TV) 

 

 

Comentarios Facebook