Todo parece indicar que una de las personas que se encontraban junto al prófugo de la justicia Leopoldo López cuando fue multado por la policía gallega, es el exembajador de esa nación en Venezuela, Jesús Silva.   

Según el portal de investigación La Tabla la razón es que López se encuentra alojado en un chalet que el diplomático posee en el Complejo Turístico Raeiros, ubicado en el municipio El Grove y que posee una orden de demolición desde hace varios años debido a que fue construida de forma ilegal.

Se trataría de uno de los 52 inmuebles de 300 metros cuadrados, cuatro habitaciones, cuatro baños, piscinas y acceso al mar, y qué se ofrece en 400 mil euros pese a una orden de demolición por violaciones urbanística dictada hace más de 10 años, pero que no ha sido cumplida por reiteradas apelaciones”, indica el citado portal de investigación.

Añade que este Complejo está situado a poco menos de media hora de Cambados, municipio “donde la policía localizó a López y Silva y sus familias, tras una movilización desde Madrid que viola la normativa de la cuarentena”.

Cabe recordar que Jesús Silva alojó a López en la sede diplomática española en Caracas, luego que este sujeto escapara de su residencia donde purgaba condena de 13 años de prisión por su responsabilidad en el plan terrorista La Salida.

López había recibido el beneficio de casa por cárcel y el 30 de abril de 2019 y junto a Juan Guaidó, lideró el fracasado intento de golpe de Estado y terminó escondido en la embajada ibérica.

Tras la huida de López a España, el Gobierno nacional acusó a Silva de haber facilitado su fuga.  

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook