¿Qué es lo peor que le puede pasar a la ganadora de un concurso de belleza? Probablemente que haya algún tipo de drama en el que debería ser uno de los momentos más especiales de su vida, como, por ejemplo, que haya alguien que quiera arrancarle su corona alegando que no se la merece. Esto es precisamente lo que le ha pasado a Pushpika De Silva, ganadora del título Mrs Sri Lanka Mundo, y que ha visto cómo la ganadora del año anterior, Caroline Jurie, intentó arrancarle su corona alegando que no podía coronarla por ser una mujer divorciada, algo que no está permitido en el concurso.

“Hay una norma que impide que las mujeres que hayan estado casadas y sean divorciadas participen, así que voy a pasar la corona a la finalista”, le dijo Jurie al público allí congregado. Dicho y hecho, Jurie le puso la corona a la finalista, y De Silva rompió a llorar, saliendo del escenario totalmente humillada.

El momento se retransmitió en directo a nivel nacional en Sri Lanka, y ha causado toda una conmoción en el país. De Silva, además, denunció a través de su cuenta de Facebook haber sufrido una lesión en la cabeza debido al forcejeo, por lo que tuvo que ir al hospital. Las imágenes se han convertido en viral en las redes sociales.

Los organizadores del concurso han recriminado la actuación de Jurie, y han establecido que De Silva es la verdadera ganadora, tras confirmarse por diversas vías que no está divorciada. El director, Chandimal Jayasinghe, se ha disculpado con De Silva de manera pública, y ha hecho lo posible para que se le devolviese la corona lo antes posible. También han asegurado que se ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido.

En cuanto a De Silva, que ya ganó el certamen en 2011, ha asegurado que tomará acciones legales dada la humillación pública que ha sufrido, pero que aún así, no guarda rencor a nadie.

“No le guardo rencor a nadie, y personal a todos los que me atacaron en ese momento. No se consigue nada con odio”, dice Da Silva a través de su cuenta de Instagram, “Parece que lo sucedido ha incomodado a muchas finalistas, pero he ganado a pesar de tantas complicaciones. En la rueda de prensa de hoy he hablado de las mujeres, de las mujeres divorciadas, de las madres solteras y de los niños. Pero dejando eso a un lado, lo que la gente espera de mí es que sea una figura de concurso de belleza, no política”.

Por ello, De Silva asegura que está comprometida al 100% con el certamen, y deja todos estos problemas atrás. En cuanto a Jurie, el futuro dirá qué le depara.

(lavanguardia.com)

Comentarios Facebook