Guillermo Lasso, quien el pasado domingo se convirtió en el próximo presidente de Ecuador, alabó públicamente al exmandatario colombiano Álvaro Uribe Vélez, en cuyo gobierno se adelantó la política de falsos positivos, consistente en el asesinato de personas inocentes por parte del Ejército, a las que luego se pretendió hacer pasar como miembros de las guerrillas.

«Un saludo en primer lugar a ese gran líder latinoamericano, el presidente Álvaro Uribe Vélez, un amigo al que respeto, al que admiro y al que le tengo un gran cariño», dijo en un encuentro con una delegación de la juventud del Centro Democrático, partido de Uribe al que también pertenece el actual presidente de Colombia, Iván Duque.

Lasso, banquero devenido en político derechista, asumirá el cargo el venidero 24 de mayo, acto al que invitó al exdiputado Juan Guaidó como representante de Venezuela.

Así las cosas, todo parece indicar que mantendrá el eje Quito-Bogotá para, tutelado desde Washington, hacer frente común en contra del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook