Para el exfiscal general Isaías Rodríguez, en Venezuela, el 70% de la población en edad de participar políticamente ha perdido la confianza en las instituciones y exhibe agotamiento de la política, lo que se traduce en un distanciamiento de las decisiones que se toman en las instituciones públicas.

«Hoy, después del proceso electoral, hemos visto esa distancia: un 70% no quiere participar, un 70% se ha agotado, un 70% del país no tiene fe en las instituciones. Y hablo de las instituciones, no hablo del presidente ni de los líderes. No, no: en las instituciones, que es más grave», dijo Rodríguez en una entrevista con el periodista Clodovaldo Hernández para su programa Cara a Cara.

A su parecer, esta preocupante situación hunde sus raíces en lo que valora como una creciente politización del sistema judicial, situación para nada inédita, en tanto es muy difícil que los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial funcionen sin interactuar, pero que sin dudas, por sus efectos, invita al cuestionamiento.

«¿Hasta dónde puede mantenerse la confianza, cuando no hay confianza en la justicia? ¿Hasta dónde se puede perder la credibilidad por falta de justicia?», inquirió el también exvicepresidente, pues desde su punto de vista, la ausencia de aplicación de sanciones por hechos punibles estipulados en la ley, crea incredulidad, desconfianza y distancia en la ciudadanía en relación con las instituciones.

«Sin justicia, sin una esperanza de justicia, sin confianza en la justicia, es muy difícil que los procesos tengan un equilibrio. Y en nuestro caso, es evidente que la persona que le ha creado más daño al país, con hechos delictuales absolutamente notorios, totalmente notorios y comunicacionales, como dice la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, parece que esa persona tiene como carta blanca para hacer todo cuanto le venga en gana,  sin que tenga una sanción. Se sanciona a los compañeros cercanos, pero a él no se le sanciona», argumentó con referencia a la actuación del Estado respecto a los delitos cometidos por el exdiputado Juan Guaidó.

Para Isaías Rodríguez, estas omisiones jurídicas son «terribles», en tanto el Poder Judicial, a diferencia de los poderes Ejecutivo y Legislativo, cuya función es eminentemente política, es la instancia «a la que acude el ciudadano cuando siente que sus derechos están siendo menoscabados o que hay agresiones contra la sociedad».

En el caso de Guaidó, admitió que comprende la estrategia política en marcha, pero la desestimó, porque en su criterio, si es decisión de los chantajistas invadir a Venezuela, ello ocurrirá de todos modos, independientemente de si se procesa judicialmente al exparlamentario o no.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook