Los gigantes tecnológicos como Samsung, Xiaomi, Oppo, Vivo, ZTE o Meizu quieren presentar nuevos smartphones con cámaras frontales bajo la pantalla ya para finales del 2021.

La tecnología que hará posible situar el objetivo frontal debajo de la pantalla hace uso de materiales orgánicos e inorgánicos justo donde se encuentra el fotosensor.

No obstante, no es el primer intento de esconder la cámara de un smartphone. El Axon 20 5G que ZTE presentó en 2020 fue el primero con una cámara oculta instalada, si bien el experimento no tuvo éxito: las imágenes que lograba capturar eran de muy mala calidad.

(Sputnik)

Comentarios Facebook