EstoOpinaAnalistaInternacional.jpg

La Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE) pidieron al Gobierno de Colombia que cese la represión contra las protestas en el marco del Paro Nacional, que inició el pasado 28 de abril, y garantice el derecho a la manifestación.

En su exhorto, ambas entidades expresaron, por separado, su preocupación por los cuerpos de seguridad colombianos que hasta el momento ha dejado 19 muertos, según balance de algunas organizaciones humanitarias hasta 27 según el Comité Nacional de Paro, además de decenas de heridos y desaparecidos.

Tanto la ONU como la UE pidieron que se investigue las muertes durante las manifestaciones y se castigue a los responsables.

«La UE condena los actos de violencia, que apuntan contra los derechos legítimos a manifestarse, a la libertad de reunión y de expresión. Es muy importante que se respeten estos derechos», dijo el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior, Peter Stano.

Stano pidió poner fin a la escalada de la violencia y expresó la «confianza» de la UE en las instituciones colombianas para «investigar y llevar a la cárcel a los responsables de cualquier abuso y violación de los derechos humanos».

La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos denunció este martes que los cuerpos de seguridad colombianos han ejercido un «excesivo uso de la fuerza» durante la ola de protestas que vive el país suramericano.

Responsables de la misión de esa agencia de Naciones Unidas en Cali, una de las ciudades donde se han producido más incidentes violentos, «han sido testigos del uso excesivo de la fuerza por parte de la policía», destacó en rueda de prensa la portavoz de la oficina Marta Hurtado.

Las fuerzas de seguridad «utilizaron munición real, golpearon a manifestantes y hubo detenciones, en el contexto de una situación tensa y volátil en la que algunos participantes en las protestas también han sido violentos», añadió la portavoz.

«Ante la situación extremadamente tensa, con soldados y policías desplegados, pedimos calma y recordamos a las autoridades su responsabilidad de proteger los derechos humanos», subrayó la portavoz, de cara al llamamiento general a nuevas manifestaciones este miércoles 5 de mayo.

La portavoz agregó que los «defensores de derechos humanos también informaron que han sido acosados y amenazados».

Según el Defensor del Pueblo de Colombia (Ombudsman), Carlos Camargo, en la noche del lunes un funcionario de la entidad, junto a uno de la Procuraduría -encargada de indagar irregularidades de funcionarios- y tres defensores de derechos humanos, fueron atacados por la fuerza pública mientras asistían a detenidos en Cali.

Tras el anuncio del retiro de la reforma tributaria el domingo, las movilizaciones y bloqueos continuaron en las principales ciudades enfrentando la represión conjunta de la Policía y el Ejército, siendo Cali una de las ciudades donde los manifestantes más resistieron los embates de las fuerzas represivas.

El ministro de Defensa, Diego Molano, aseguró que “Colombia enfrenta la amenaza terrorista de organizaciones criminales, que disfrazados de vándalos, acosan a ciudades como Cali, Bogotá, Medellín, Pereira, Manizales y Pasto para desestabilizar” para justificar la represión, asesinatos y la orden de que el Ejército intervenga contra las protestas.

Por otra parte, la ONU denunció que una comisión de DD. HH. fue víctima de “amenazas y agresiones, así como disparos por parte de la policía” mientras daba seguimiento a la situación en Cali por las protestas que han surgido en medio del paro nacional.

«Mientras dábamos seguimiento a (la) situación de (los) Derechos Humanos en Cali no hubo disparos directos contra (el) equipo ONU Derechos Humanos», indicó la representante Juliette de Rivero.

«Sin embargo, otros miembros de la comisión recibieron amenazas y agresiones, así como disparos por parte de la Policía, sin que nadie resultara impactado», ha indicado De Rivero.

La Procuraduría abrió una investigación por el ataque a la comisión humanitaria en Cali, en la estación de Policía Fray Damián, cuando se disponía a realizar la verificación de ciudadanos que fueron capturados durante la jornada de marchas.

(teleSUR)

Comentarios Facebook