Para Roberto Picón, rector principal del Consejo Nacional Electoral (CNE), quien además ejerce la vicepresidencia del ente comicial, el éxito del organismo se traducirá en lograr mayor participación, tanto de los ciudadanos como de los partidos políticos, incluso aquellos que hoy «desconfían». 

«Yo creo que hay que detener la confrontación existencial que ha caracterizado recientemente la política venezolana durante los últimos 20 años y hay que volver al proceso de reinstitucionalización, de generar confianza para que podamos reconstruir toda la institucionalidad, partiendo del CNE, que es el Poder Electoral, que es el origen de la legitimidad de los demás poderes», dijo Picón en una entrevista concedida a la emisora Onda la Superestación. 

El representante del Poder Electoral admitió que su postulación obedeció a un proceso de negociación interna dentro de la oposición –incluyendo a agentes que residen en el extranjero– y también con la alianza gubernamental, a pesar de que fue detenido el 22 de junio de 2017 «tras el desmontaje de una conspiración para impedir con una operación técnica la elección de la Asamblea Nacional Constituyente en julio de ese año», como se indica en una investigación periodística realizada por el portal de periodismo de datos abiertos La Tabla. 

En su opinión, esta negociación obedeció a que «el gobierno necesita recuperar reconocimiento e institucionalidad», puesto que «el aislamiento» y «las sanciones» están afectando tanto «a lo interno de la coalición gobernante» como  «a lo interno del país, pues todos los venezolanos estamos afectados por lo que está pasando». De ahí que sostenga que «dar pasos en la dirección opuesta a la que hemos estado viviendo, de la confrontación existencial, para sustituirla por una confrontación política, daría las señales adecuadas para que empecemos en un proceso de reversión de todas las medidas que se han tomado en los últimos años». 

Un resultado concreto que da cuenta de esta necesidad es la designación de las autoridades del Poder Electoral, puesto que si bien desde el punto de vista de la opinión pública, tres de los cinco rectores principales están ligados al gobierno y dos a la oposición, dentro del directorio están tratando de «conformar un equipo para que se genere institucionalidad», una situación que, aseguró, se está replicando en todas las comisiones y subcomisiones que integran el ente comicial. 

Empero, Picón matizó que ese proceso de negociación «no se está dando dentro del CNE»  sino «otro nivel», que es donde se decidirán los acuerdos electorales que, en todo caso, tocará al ente implementar. 

Sobre este punto, destacó que «los acuerdos políticos a los que se debe arribar, implicarán mejores condiciones de las que ha habido en el pasado» y aunque vaticina que no todas las demandas que ha formulado la oposición se satisfarán «de inmediato», sí espera que el CNE haga «todo lo posible para que la ciudadanía se organice» y logre superar escollos «desde afuera (…) como ocurrió en el pasado». 

Desde su punto de vista, es destacable que «en todos los partidos políticos y en todos los sectores sociales hay gente que quiere recuperar la vía electoral» y aunque actualmente «mucha gente en la oposición» cuestiona la legalidad del organismo, esas tornas pueden cambiar en cuanto sean visibles sus acciones. 

«Probablemente se generen cambios en cuanto a la posibilidad de participación de gente que ahorita piensa que no, que no valida la legitimidad de este CNE«, añadió. 

A su parecer, uno de los aspectos que debe resolverse para incrementar la confianza en el CNE, es la regularización de la situación de los partidos políticos que están inmersos en disputas judiciales, tras lo cual corresponderá a la Comisión de Participación Política y Financiamiento garantizar que esas organizaciones con fines políticos puedan inscribir candidaturas y aunque ello no llegar a ocurrir, Picón recordó que «hay alternativas que pudieran ejercerse por parte de la ciudadanía y los partidos políticos» para postular candidatos, tales como los grupos de electores. 

Para concluir, Roberto Picón aseguró que la solución a la situación política, social y económica que vive el país, se derivará de un proceso electoral y en ese sentido, considera que su paso por el CNE pueden contribuir positivamente en esa dirección. 

«Quisiera que se me midiera dentro del CNE –y afuera también– por la capacidad de mantener relaciones, independientemente de las posiciones que tengamos, y de construir entre todos. Para mí, el éxito en el CNE será lograr la mayor participación posible en las elecciones –tanto de los partidos políticos como de la ciudadanía– y, ojalá también que el ejemplo que demos de reinstitucionalizar el CNE pueda ser seguido en otras áreas del Estado, porque tenemos que reconstruir esto entre todos», dijo para concluir.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook