El presidente Nicolás Maduro informó este viernes que la rendición de cuentas y la devolución de los dineros de Venezuela a los que ha tenido acceso el exdiputado Juan Guaidó, forma parte de los puntos de agenda que se abordarán en un eventual proceso de diálogo entre su administración y el ala antidemocrática de la oposición.  

Concretamente, Maduro aludió a «los recursos que le ha entregado el gobierno de Estados Unidos para conspirar» a ese grupo, así como a la devolución de las cuentas bancarias y las empresas Citgo y Monómeros «a manos de las instituciones del Estado venezolano».  

El jefe de Estado insistió en que mantenía su disposición para conversar con el sector extremista, dentro o fuera del país y, de ser el caso, con el concurso de agentes de la comunidad internacional. 

«¿Quieren hablar? Yo quiero hablar. Que venga la Unión Europea, que venga el gobierno de Estados Unidos, que venga el gobierno de Noruega, que venga el Grupo de Contacto, que vengan los que quieran venir. ¿Quieren hablar en Venezuela? Hablamos. ¿Quieren hablar en otro país? Hablamos», dijo al respecto.  

Asimismo, como primer punto en la agenda de negociación, el mandatario indicó que la oposición extremista debía renunciar «al camino del golpismo, del intervencionismo y de llamar a invasiones contra el país», y reconocer «la Constitución y los poderes legítimos».  

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook