Indígenas y campesinos se movilizarán en Ecuador ante el alza del precio de los combustibles por parte del Gobierno.

El Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC) de Ecuador, desde su cuenta oficial de Twitter, convocó a manifestarse el próximo viernes 11 de junio contra el aumento progresivo de los precios de los combustibles, así como otras demandas de tipo social al gobierno de Quito.

La concentración fue convocada para las 09H00 (hora local), en La Estación de Latacunga, capital de la provincia de Cotopaxi. Desde este punto, la movilización se desplegará por las calles de la ciudad.

Por su parte, el presidente de la MICC, Leonidas Iza, anunció en rueda de prensa este miércoles su esperanza de que el Gobierno de Guillermo Lasso envíe a un representante a la manifestación, así como a la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, miembro del Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik.

Según declaró el presidente de la MICC, otra petición que se presentará al Gobierno ecuatoriano y al sistema financiero, consistirá en la declaración de una moratoria de un año para continuar con el pago de los créditos adquiridos por los indígenas y campesinos con los bancos.

«En esa moratoria de un año reactivamos la economía, recuperamos nuestra economía y seguimos pagando, no queremos que nos regalen ni queremos perjudicar (al sector financiero)», puntualizó Iza.

El líder indígena ecuatoriano se refirió además a que la movilización pedirá la aplicación de una política para fijar los precios justos de los productos de los campesinos, y que los costos de estos sean estables para los consumidores, para evitar la especulación.

Iza indicó también que de no ser atendidas las propuestas del MICC, estas serán presentadas en el séptimo congreso de Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), a celebrarse entre el 25 y 27 del presente mes de junio.

Al mismo tiempo, las autoridades de Ecuador han manifestado que «no están dispuestos a sentarse en una mesa de diálogo con amenazas»; a pesar de que los líderes populares han reiterado que se trata de una movilización pacífica.

Ante la movilización, el viceministro de Gobierno, Homero Castanier, afirmó el miércoles a la radio local que «el Gobierno no está dispuesto a sentarse en una mesa de diálogo con amenazas».

(teleSUR)

Comentarios Facebook