Christopher Williamson, residente de Manchester (Georgia, EEUU), se convirtió en millonario de la noche a la mañana, según la información de su aplicación de criptomonedas Coinbase. El sujeto en cuestión invirtió el pasado 15 de junio 20 dólares en la criptomoneda Rocket Bunny sin sospechar que al día siguiente su inversión iba a valer más de 1,4 billones de dólares. 

“Me desperté, eran las 9 a.m. y todavía estoy revisando mi teléfono para ver cómo está funcionando mi criptografía, y lo miré, me desperté y dije: ‘No, estoy durmiendo’”, declaró el hombre a Fox 5 Atlanta. 

Medios internacionales refieren que Williamson trató de vender su activo, pero ya no le salía el mismo precio cuando intentaba mover el dinero a otra cartera digital, por lo que contactó directamente a representantes de Coinbase, la plataforma de compraventa de criptomonedas que había utilizado, pues su intención era saber qué había ocurrido y cómo podía obtener esa suma que aparecía en su pantalla. 

“Voy a necesitar que alguien me explique qué diablos está pasando y me envíe un cheque. Tengo un megayate con forma de pingüino esperándome”, escribió el estudiante de la escuela de enfermería de Georgia en un tuit dirigido tanto a la cuenta oficial de Coinbase como a la de Rocket Bunny.  

Así las cosas, el joven recibió la siguiente respuesta de Coinbase: “El pingüinoyate puede que tenga que esperar”. Desde dicha plataforma le informaron que se trató de un “error de visualización” que trataban de solucionar y que no reflejaba la cotización real de la criptomoneda. 

La cuenta de Williamson ha sido bloqueada por Coinbase, por lo que no puede retirar, comprar o comerciar hasta que reciba una respuesta de la empresa. “Pude mover Ethereum, pero cada vez que intento mover la criptomoneda Rocket Bunny funciona mal y no me deja hacerlo. Otra vez ninguna ayuda de Coinbase. Es como si me hubieran puesto en la lista negra», comentó Williamson a Newsweek. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook